El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Estamos en el Perú pe´

 

Como es posible que el candidato de la  raza diferente siga en carrera, después de todas las acuñadas que ha perpetrado y dicho, y Alfredo Barnechea tenga 5% de intención de voto?  Estamos en el Perú pe’. Como estos asuntos se definen por mayorías, hay que pensar en las mayorías, en  las  anómicas y amorales mayorías peruanas. Parece cierto, como sostiene Carlos rivera, que a Barnechea le falta equipo y marquetearse mejor, organizar mejor sus eventos, etc.  Está solo —señala, entre otros  ¿defectos? ¿límites? Pero eso no quita que es el mejor candidato.

PPK tiene más experiencia política, capacidad y no es un corrupto, aunque lo pongan en ese saco,  pero, aún con las manos limpias y la larga experiencia, es un hombre de derechas  (aunque eso no quita que puede ser un buen gobernante). Barnechea además de probo, lúcido, preparado como nadie y más joven que PPK, es el centro político  perfecto que casi  todos fingen, algunos hasta la caricatura (Pachacutec II ingresando en estado “normal” a Arequipa, en plena campaña. Toledo como la caricatura de sí mismo)

No discrepo de los perspicaces comentarios de Rivera para explicar el miserable porcentaje de nuestro (de lejos)  mejor candidato. Si un líder es aquel que por sus condiciones ético políticas merece gobernar (honestidad probada y alta inteligencia, por ejemplo) esas mayorías también deben merecer tal líder, estar a su altura, no chotearlo. Y aquí está el problema, porque  esas mayorías no han estado a la altura del gran candidato estas últimas décadas y hoy  parecen  antagónicas con ese tipo de líder: Pérez de Cuellar, Valentín Paniagua, Mario Vargas y ahora Alfredo Barnechea. ¿Demasiado lujo para el Perú? Con educación de calidad podemos darnos el lujo.

Por ahora chotean a los candidatos presidenciales que precisamente reúnen las condiciones del  estadista, que no es lo mismo que el gobernante, que puede ser cualquier Toledo, García, Fujimori o Humala… o Nadine. Los malos medios deciden en realidad, porque manipulan a esa masa de  baja conciencia política, producto de la educación escolástica, intrínsecamente anti democrática y  anti republicana. Si esa mayoría ha choteado a Valentín Paniagua, a Javier Perez de Cuellar, a Mario Vargas Llosa ¿a qué estrella, a qué MVP,  a qué gran escritor, diplomático o estadista no será capaz de chotear? Con  el sistema y el elector actual, no hay manera de que gane el mejor.

No creo que sea sólo la falta de equipo y los demás problemas técnicos o logísticos, que  Carlos Rivera atribuye al bajo porcentaje del solitario Barnechea. Creo que tiene que ver también  la calidad valorativa del elector, de esa mayoría sin educación de calidad que se identifica con lo que le es idéntica, y no con mistis que hablan “difícil” y parecen un poco extranjeros, por más honrados e inteligentes que sean, con una cosmovisión moderna, una cultura  democrática que tiene poco que ver con la cosmovisión chicha de la mayoría tradicionalista y conservadora, educada  escolásticamente, que elegirá a Keiko. ¿No saben lo que da el saber que hay un ser humano honrado e inteligente a la cabeza?  No lo pueden saber, parecen  condenados por su educación.

Acuña pertenece ideológicamente al peruano mayoritario, tiene la misma cosmovisión tradicional del peruano que se las da de pendejo. Y aunque en esa mayoría hay gente honrada e inteligente, lo que hoy la caracteriza no es su gran moral colectiva, o como dicen los demagogos, su  “profundo fervor religioso” que solo aparece en Octubre y otras fiestas de guardar, sino esa anomia y esa amoralidad expresada  en el apologético sentido peruano de la palabra “pendejo”: la pendejada, la trafa, como virtud. El único país donde esa palabra no tiene sentido peyorativo. En los demás quiere decir lo contrario: cojudo, su genuino sentido, porque no hay más cojudo que el que se las da de pendejo.

Si dejamos de lado la hipocresía y la demagogia, reconoceremos que esas mayorías prefieren lo que sus valores, su educación tradicionalista o escolástica, su cosmovisión, sus ideas y sus sentimientos predominantemente pre modernos les manda querer: Keiko 30%; Barnechea 5%.    Estamos en el Perú pe´.     

One thought on “Estamos en el Perú pe´”

  1. avatar
    Renato Amaro says:

    “El único país donde esa palabra no tiene sentido peyorativo. En los demás quiere decir lo contrario: cojudo, su genuino sentido, porque no hay más cojudo que el que se las da de pendejo.”
    No entiendo el afan del autor en parecer un erudito e instruido, usando palabras complicadas, si al final la esencia del articulo deriva en lo acotado.
    Le doy la razon en que la mayoria de peruanos son IGNORANTES. Nos falta cultura, educacion en general por lo tanto no aspiremos a ser un pais con una poblacion con principios y conciencia civica y politica. La mayoria elije manipuladamente. Por el candidato que mas pueda parecerse a ellos o por el que mejor les caiga o les regale unos kilitos de viveres, punto.
    Que un candidato sea recto, inteligente, buenmozo o tenga un apellido extranjero o compuesto es garantia de que???
    Cree acaso el autor que Barnechea o Perico Perez sera quien realmente gobierne el Peru y ejecute todas sus propuestas tal cual como las tiene pensadas? Si es asi, el autor necesita sentarse y educarse tambien sobre la diferencia entre poder formal – que son todos los Toledos, Garcia, Humala, incluso un futuro Barnechea – y el poder REAL, que es quien toma las decisiones IMPORTANTES y decide el destino del pais. Este es el Banco Central de Reserva. Entidad que hace (lo ayuda a cumplir su mandato), si el mandatario se somete a sus dictados, o quiebra un gobierno si se las quiere dar de muy ‘inteligente e independiente con nociones propias de como el pais debe ser gobernado’. Es asi. Despertemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *