El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Desastre fue ocasionado por exceso de riego

Majes, el derrumbe de un sueño

Doce años después del primer derrumbe en las parcelas de Majes, la primera etapa de este proyecto se abisma a un final trágico sin ninguna solución por el momento. La acumulación de millones de toneladas métricas del agua, que con tanto trabajo se llevó al desierto, amenaza acabar con toda la zona aledaña.Además de Siguas y Quilca, los deslizamientos avanzan hacia Vítor.

deslizamiento MAJESLa situación actual de la Pampa de Majes es crítica, debido a los deslizamientos que han afectado  especialmente la zona de Siguas; el escenario es aterrador para aquellos pobladores que aún  mantienen la esperanza de continuar viviendo en el lugar, mientras un gigante abismo va tragándose  día a día sus terrenos. Los derrumbes se originaron por las filtraciones que, durante años y sin la debida supervisión de las autoridades de aquella época, ocurrieron luego de ponerse en marcha el megaproyecto agrícola Majes I.

HISTORIA DE UN SUEÑO
La historia de este anhelo se remonta al año de 1946, entonces se le conocía como el Proyecto  Sutton. Sin embargo, recién en 1965, el Proyecto ELC – Electroconsult determinaría la factibilidad de convertir 57 mil hectáreas de tierras eriazas de las pampas de Majes y Siguas, en agrícolas. Ante  la magnitud de la propuesta de la empresa italiana Electroconsult, se debió dividir el megaproyecto en dos etapas.

La primera consistía en habilitar 23 mil hectáreas de cultivo, mediante el desvío del agua del río  Colca hacia el río Siguas, utilizando la bocatoma de Tuti y un sistema de túneles y canales de 106  kilómetros de extensión. La segunda etapa pretendía irrigar 34 mil hectáreas, para ello se planteó  construir la Represa de Angostura, y construir una serie de canales…

Lea el artículo completo en la edición impresa

One thought on “Majes, el derrumbe de un sueño”

  1. avatar
    otorongo says:

    Este problema se origina en la irresponsabilidad populista de entregar un modulo de riego mayor al necesario, y en la terquedad de los parceleros de regar por aspercion como si fuera por gravedad, ni aun con los derrumbes darán su braso a torcer, el egoísmo llevado a un grado superior de locura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *