El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Aníbal Samos, dejemos que los niños canten

Anibal Samos

Es multifacético. Lo vemos cantando flamenco o valses, luego actuando como el gato de Cheshire en Alicia,  diseña vestuario, compone música para teatro, ilustra, crea afiches, ahora está en PARASICOSIS 2.

¿Cuál campo de trabajo es el tuyo?

Me considero un artista, no quiero meterme en una categoría,  me dedico a la pintura, la actuación, la música, escribo, canto, compongo, toco instrumentos, pero sobre todo me considero un creador y el asunto viene por oleadas. Ahora estoy metido más en el teatro que me está dando la oportunidad, desde hace dos años, de explayarme en diferentes cosas para las cuales estoy preparado: publicidad, ilustraciones, componer música para una obra, bailar, cantar, hacer un personaje.

¿Cómo elegiste ser artista?

Desde que tengo uso de razón estaba rodeado de arte. Mi madre cantaba precioso, dibujaba precioso y mi papa también, era un gran aficionado a la música, a la guitarra y además era artista plástico. Con todos mis hermanos teníamos esa curiosidad de hacer música, de cantar. Lo hago desde pequeño, viene de familia, pero a diferencia de mis hermanos yo alenté y me alentaron a seguir construyendo, cuando para ellos se convirtió en hobby, para mí ya había crecido de forma inmensurable. Al punto que cuando tuve que decidir una carrera decidí por las artes y no tuve problema porque era tan obvio y la pasión era tan grande que me dijeron: Así tenía que ser.

Tienes un aprendizaje de escuela y otro autodidacta, cuéntame un poco como se da

Yo creo que lo más importante es que, si te gusta  hacer algo, lo hagas contra viento y marea, en mi caso, la decisión fue meterme a la universidad y tomar primero la carrera de artes plásticas, luego continuar con música y ahora en la medida de lo posible trabajando en el teatro, lo próximo es estudiarlo de forma profesional. Es súper importante tener una educación profesional, pero no es lo único, porque al final, como en cualquier chamba, todo se prueba en la cancha y por eso tienes que hacer prácticas, hacer cosas, arriesgarte, y sentir una pasión por ello. La pasión te lleva a mejorar tus personajes, a mejorar tu técnica en la pintura, que no necesariamente copies, sino expreses lo que tienes que hacer.

¿Qué hay en tu memoria? ¿Qué quieres expresar a través de todas la artes que manejas?

Qué no hay me pregunto. Mis temas personales son las emociones  que sienten todos, el amor, el desamor, la no pertenencia, la pelea contra las injusticias. Todo un mundo de emociones que están en cada uno de nosotros, el punto es que siento y todos sienten, pero siento de otra forma y a veces necesito expresarme de otras maneras, no solo con la palabra.

¿Crees que es importante el arte en las escuelas?

Por supuesto que es importante, pero que en las escuelas  existan esos curso de forma obligatoria, solo va a resultar cuando nosotros nos demos cuenta en la casa de lo mucho que le sirve a nuestros niños y niñas expresarse y desarrollar sus talentos. Porque los hace seres más sociables, más conectados con la sensibilidad del  otro, tú los puedes poner como obligación, pero mientras no se de el fomento en la cuna, siempre será difícil. Permitamos  a nuestros niños que se expresen que bailen, que canten, que pinten, que hagan arte porque eso lo hará personas  más completas.

¿La libertad es arte?

Lo primero es que toda libertad conlleva una responsabilidad. Efectivamente el arte libera, hace de ti una persona diferente y te da una voz que nadie tiene, pero en el  mismo sentido, uno tiene que saber para qué tiene esta voz. En mi caso trato que lo que hago le  sirva a la gente, que sea un incentivo. No solamente es que digo lo que me da la gana, sino que estoy en un contexto social, político y allí puedo influir, ayudar. Ser un artista socialmente comprometido porque todo arte tiene una connotación social,  allá aquel que piense que no.

¿Y las dificultades?

A veces siento que la sociedad no está debidamente preparada para este tipo de personas,  vivimos en un país con un nivel cultural restringido y parametrado, donde no dejan las ideas crecer. No te ofrece lo que necesitas para crecer y tienes que irte al extranjero. El Perú es un país que todavía está luchando por comprender el espacio del arte en su vida. Mira Arequipa que es una ciudad patrimonio cultural, todavía está amarrada. Y hasta que no se tomen decisiones a nivel político, los artistas estamos condenados a hacernos fuera de la patria. A muchos nos gustaría tener un estandarte gigante que diga: Yo nací aquí, yo me forme aquí y aquí me estoy haciendo artista.

¿Y el mundo cultural de la ciudad?

Mira, tenemos que organizarnos. Ahora suceden cosas muy interesantes, pero son dispersas y necesitamos manejarnos de tal forma que esas oportunidades que vienen podamos aprovecharlas todas. Falta cohesión, yo  siento que viene un gran ola, mira el conservatorio de artes escénicas en LASALLE, el Hay festival, nuevas oportunidades de trabajo para los artistas. Hay que aprovecharlas.

¿Qué te da ser artista?

Me da identidad. Soy artista. Eso es lo que soy finalmente y me encanta.

Comentarios de Facebook

One thought on “Aníbal Samos, dejemos que los niños canten”

  1. avatar
    MARIA TERESA CORNEJO CARPIO says:

    Anibal es el artista más GRANDE y más completo que conozco… Yo que lo gocé desde niño y lo admiré como tal, doy FE que su potencial es inimaginable, incalculable y que su arte es maravilloso!!!! Sin duda seguirá volando hasta llegar a cumplir cada uno de sus sueños. A la talla de los mejores de los mejores!!!!
    BRAVO ANIBAL!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *