El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Pacto de silencio en la Universidad Católica Santa María

MUTIS POR EL FORO. Acerca de los plagios de tesis del rector UCSM

 

 

Tras la publicación de El Búho N° 47, a diferencia de las redes sociales y algunos medios de comunicación, en el claustro santamariano se impuso un código tácito de silencio. Si bien la denuncia del plagio de la tesis del Rector ya se había susurrado en los pasillos y en pequeñas publicaciones, el reportaje y las evidencias sobre esta falta así como las acciones siguientes para su ocultamiento eran contundentes. Los doctores de la UCSM, sin embargo, no se dieron por aludidos.

Presumiblemente debido a la publicación de El Búho, el pasado 23 de noviembre, el Consejo Universitario de la Universidad Católica Santa María acordó unánimemente destituir al docente José Fernando Rivas Velásquez, principal denunciante de estas irregularidades por “no observar conducta digna, entre otros”.

Luego, en sesión del 9 de diciembre, acordaron  respaldar al rector Alberto Briceño Ortega con el argumento que, en el año 2005, “la Comisión Permanente de  Asuntos Académicos, Capacitación y Perfeccionamiento del Consejo Universitario, dictaminó por la legitimidad de la tesis presentada para el Doctorado, determinando que ésta no es plagio y son dos trabajos de investigación diferentes”.

Sin embargo, ante las evidencias del plagio que contradicen esta versión (ver cuadro anexo con más pruebas), así como la evidente manipulación del debate suscitado en 2005 en el Consejo Universitario, bajo la batuta de Julio Paredes, que terminó liberando a Briceño de responsabilidad por supuesta prescripción del hecho, cabe buscar explicaciones a este blindaje en otros hechos.

Fragmento de la tesis presentada por la alumna de Briceño, Nelly Llerena Oviedo, en el año 1993.

 

Fragmento de la tesis del rector Alberto Briceño, presentada en 1995. La copia es evidente.

Contradictoriamente con lo anterior, el Consejo Universitario que integran los 3 vicerrectores y los Decanos de las 12 Facultades de la UCSM, termina su comunicado ratificando que esta instancia “se mantendrá firme en la búsqueda de la excelencia académica y profesional para el compromiso social”. Casi una burla.

Algunas figuras visibles de este foro de la impunidad son el Vicerector Académico, César Cáceres Zarate, quien evita pronunciarse oficialmente por las tesis desaparecidas del Rector Briceño de la Biblioteca de la UCSM (tesis de Maestría y tesis de Doctorado) y la fuente del plagio, la tesis de Licenciatura de la alumna Nelly Llerena Oviedo. Asimismo, su inexplicable reticencia a investigar al Decano de la Facultad de Ciencias Económico Administrativas, Luis Torres Paredes, acusado ya en la fiscalía también por plagio de tesis de Maestría, sin que haya el aludido dado la cara hasta el momento.

Otro connotado miembro del Consejo es el Vicerrector Administrativo, Jorge Luis Cáceres Arce, quien ha paseado su figura por diversos medios de comunicación defendiendo el proyecto de Ley de su correligionario, el aprista Javier Velásquez Quesquén, que tiene el fin de reconstituir el llamado “club de rectores” que era la antigua Asamblea Nacional de Rectores (ANR), sustituyendo la actual composición de la SUNEDU. Es precisamente la ANR la que libró a Briceño de sanciones, en el año 2005, interviniendo en favor del entonces ViceRector Académico, al decretar indebidamente la prescripción de los hechos, asumiendo funciones de Fiscal que no le competían. La ANR tenía funciones administrativas y la persecución del delito es potestad exclusiva del Ministerio Público, por lo que el archivamiento de la denuncia amparado en este argumento no tendría sustento. Más aún cuando, según especialistas, el delito contra la fe pública que se habría cometido es uno de naturaleza continua, pues el engaño no ha cesado y no ha sido un acto único, sino que persiste; por tanto, mal podría hablarse de prescripción

Por último, se sabe que la mayoría de los Decanos han gozado de viajes a la China, impulsados por el rector al amparo de su convenio con instituciones de ese país, por el cual conducen el Instituto Confucio, único centro de enseñanza del idioma chino en Arequipa. Dada la ausencia de proyectos concretos para cooperación académica o de otro tipo, se dice al interior de la Universidad que estos serían viajes de placer, con el objetivo de ganarse el favor y los votos de los afortunados decanos, en el Consejo Universitario.

Una de ellas es la Decana de la Facultad de Contabilidad, Victoria Torres, quien colocó este año en su cuenta de Facebook, una foto que la muestra sonriente frente a la famosa Muralla China. Los beneficios de este viaje en su labor, se desconocen.

Decana de Contabilidad, Victoria Torres, “capacitándose” en la muralla china.

Entre tanto, a nivel de fiscalías, ninguno de los aludidos o autoridad alguna de la Universidad ha acudido a declarar a los despachos del Ministerio Público donde están las denuncias por plagio de tesis del Rector (2), por hurto de las tesis de la Biblioteca, por plagio de la tesis del Decano de Administración, entre otras investigaciones. Ha trascendido, por ejemplo, que una de las fiscales a cargo de las investigaciones, tiene una hermana con un alto puesto en la UCSM, lo que no garantiza su completa imparcialidad frente al tema.

 

¿ENCUBRIMIENTO?

Para tratar de explicar el silencio y encubrimiento de estas irregularidades, indagamos sobre el Informe Final de la Auditoría Externa que contrató la UCSM en el año 2015, para aclarar las supuestas irregularidades en que habría incurrido la gestión anterior en la que el docente Gaspar del Carpio Rodríguez era Vicerrector Administrativo.

El Informe de S&S Asociados, sobre la Administración y la Gestión Operativa de la UCSM fue presentado el 9 de octubre de 2015 y comprendía los años 2012, 2013 y 2014. Y aunque la consultora emitió una serie de recomendaciones para mejorar la gestión en la Universidad y evitar las pérdidas detectadas, las acciones no se implementaron. Principalmente aquella que recomendaba establecer las responsabilidades administrativas y civiles (las penales debieron ser puestas en conocimiento de los órganos de administración de justicia, como efectivamente ha sucedido por intervención de terceros). El principal responsable resultaba Gaspar del Carpio, primer denunciante de las irregularidades en las tesis de Briceño. Sin embargo, hoy en día le brinda su apoyo, junto a su grupo político.

Además de detectar serias fallas en la administración de los recursos y en la operatividad del manejo de las finanzas, así como en el Control, la Auditoría reveló que la Licitación y el Otorgamiento de la Buena Pro de la Construcción de los Edificios William Morris 1 y 2, se realizó en un plazo de tiempo demasiado corto. Que la Empresa BVA Ingenieros EIRL, había elaborado el Expediente Técnico, determinando un Presupuesto Base de S/. 11 331 730,33; presupuesto que no fue respetado, se incrementó en un mismo acto y día a S/. 14 000 000.00, donde participaron tres postores, de los cuales dos registran el mismo importe en la oferta económica. Este incremento presupuestal no estaba aprobado en el presupuesto anual aprobado ni contó con la aprobación del Consejo Universitario al momento de otorgar la buena pro al postor ganador.

Ex vicerrector administrativo Gaspar del Carpio. Extraño silencio.

También determinó irregularidades en el proceso de licitación, otorgamiento de la buena pro en la obra “Planta de vinos y pisco, alojamiento, módulo de ventas y pórtico de acceso en el Fundo la Católica-Majes” con una inversión de S/. 1 130 000.00 superior en S/. 572 000,00 al presupuesto aprobado que fue de S/. 558 000.00. No cuenta con estudio de utilización económica de la Planta de vinos y pisco.

Entre muchas otras.

Comentarios de Facebook

One thought on “MUTIS POR EL FORO. Acerca de los plagios de tesis del rector UCSM”

  1. avatar
    El Amargado says:

    Que roche, la UNSA con sus doctorados bamba y la CATÓLICA con un rector con títulos bambas. Qué pena por Arequipa.
    Si la Católica quiere lavarse la cara debería despedir de este tipo, pero no lo hará. La UNSA tampoco lo hizo con sus “doctores”.
    A este tipo le dicen doctor diesel, dice él que es doctor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *