El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Gloria Lescano: hay que hacer del espacio público un lugar seguro

Gloria Lescano es Licenciada en Gestión Cultural por la Universidad de Piura. Ha sido coordinadora del diseño del Plan de Cultura de Barranco 2016-2020, coordinadora de la unidad de Arte y Cultura del Ministerio de Educación, subgerente de Promoción Cultural y Ciudadanía de la Municipalidad Metropolitana de Lima y especialista en gestión cultural en el Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Presentó dos buenas ponencias en el curso taller de gestión cultural organizado por Ymagen Puno que dirige Amiel Cayo, luego conversamos con ella .

¿Qué es un gestor o gestora cultural?

En el mundo, en la vida, existen personas que constantemente están creando, artistas y también personas que dinamizan la cultura todos los días: danzantes, artesanos, cocineros. Entonces el rol de un gestor es que toda esta práctica cultural que existe hoy en nuestras comunidades se visibilice, se promueva, se fortalezca. Que todas estas dinámicas culturales y artísticas puedan entenderse como ámbito importante para el desarrollo.

¿No es solamente conseguir fondos?

A veces se malentiende la práctica del gestor y se cree es que es únicamente el que consigue el financiamiento o  el que administra la plata o el que produce eventos. Por eso es importante diferenciar los roles. El gestor cultural tiene que ver, primero, con conocer su realidad, involucrarse en esa realidad en la que trabaja y  ser capaz de plantearla, plasmarla en un proyecto de desarrollo. Conocer cuáles son las problemáticas del distrito, cuáles son las necesidades, fortalezas,  potencialidades y, a partir de eso, plantear una idea de proyecto que nos pueda ayudar al desarrollo  integral de todos, de quien crea, de quien gestiona, de quien participa. Además es capaz de evaluar estos proyectos y sus procesos, porque es importante saber qué ocurrió luego de que hiciste tu concierto, tu presentación de teatro, la feria. Que ocurrió con la gente que participó allí para mostrar y evidenciar cuál es el impacto que tiene la cultura en la vida de la gente.

No es la actividad simplemente, sino el contenido que quieres trasmiti.

Así es. Un error muy común es que cuando planteamos nuestros proyectos decimos: el objetivo de esta actividad es hacer un festival de teatro y el objetivo de la actividad no es hacer un festival, el festival es el medio para lograr un objetivo mayor que pueden ser diversos, no necesariamente tienen que ser sociales, puede ser para promover a los artistas locales,  o hacerlo para luchar contra la violencia, para promover y concientizar sobre la dinámicas culturales que nos dividen, que nos hacen agresivos y a través del teatro generar nuevas miradas sobre nuestros vínculos. Entonces, es fundamental  que se planteen objetivos que van más allá de la mera realización de las actividades. Por ende,  nuestros resultados no pueden ser únicamente: 300 niños participaron del festival, eso es un dato importante, pero el gestor debe ir mas allá y ver que pasó con ellos, por ejemplo:  150 conocieron nuevos grupos de teatro en su  barrio, 60 se han conocido y a otros 30 no les pasó nada. Esos son tus resultados, hay que cambiar ese chip y de esa manera generaremos mayores  evidencias de la importancia del trabajo en cultura.

Debe conocer sobre leyes, ordenanzas, presupuestos, políticas culturales

Por supuesto, tiene que estar impregnado no solamente de lo que ocurre en  las políticas  culturales del estado, de la sociedad civil o de la empresas,  porque es importante saber que no solo son generadas por el estado sino, a través de nuestras organizaciones, también   podemos generar políticas culturales y, no solo saber qué ocurre sino organizarse para fiscalizar, demandar, proponer como colectivos y organizaciones que generan cultura viva en la comunidad. No puede haber un gestor que no sepa en qué se esta invirtiendo el dinero en su municipio,  en su ciudad,  cuáles son los enfoques, para partir de allí y saber que proponer.

En tu análisis hablas del espacio público

El espacio público es uno de los pocos bastiones que aún tenemos, que no están conquistados, es el espacio más democrático que existe en la ciudad y estamos bombardeados por todos lados de mensajes que nos dividen,  que mellan nuestros vínculos. En la televisión, en la publicidad, en el internet. Es difícil. El espacio público no solo debe ser entendido como la calle o la plaza sino también la biblioteca, el teatro municipal, el lugar de uso de la comunidad. Es allí donde, desde la cultura, podemos intervenir y cambiar estos sentidos que dominan hoy. Trabajar desde proyectos de cultura viva comunitaria me parece fundamental, también con otra iniciativas de arte contemporáneo, proyectos de lectura, cine. Hay diferentes plataformas desde la cuales se ocupa el espacio público, se le da vida; de paso también podemos apoyar la reducción de la inseguridad ciudadana, que es uno de los grades bemoles. Hacerlo un espacio  vivo y seguro para todos y todas.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *