El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Y las fatales consecuencias de ignorar a los técnicos

Improvisando bajo la lluvia

En Arequipa todos olvidan las muertes de verano, hasta que las lluvias les refrescan la memoria. Es cierto que desde hace décadas las precipitaciones no se presentaban tan extensas ni copiosas, pero cada año la tragedia sigue siendo la misma. En Paucarpata, por ejemplo, un proyecto extrañamente desechado pudo haber salvado una vida y cuantiosos bienes. Cuando la falta de prevención y desidia se juntan, llueve sobre mojado.

El 29 de enero de este año, a las 17:00 horas, un inesperado deslizamiento de rocas y lodo descendió como una maldición en el asentamiento Villa Pichu Pichu, en el distrito de Paucarpata. El huaico sorprendió a decenas de familias que, con suerte, lograron salvar sus vidas buscando refugio. No todos tuvieron esa  suerte.  Ángel Venegas Mamani de 30 años de edad, después de ayudar a su esposa y a su hija de 8 meses a llegar a un lugar seguro, fue arrastrado por la corriente del huaico. Su familia vio con impotencia como era tragado para siempre por la furiosa masa de lodo.

El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) informó en aquel momento que solamente ese huaico había  dejado a 90 familias damnificadas, 15 viviendas afectadas y 3 casas completamente inhabitables. La  tragedia de Ángel Venegas ocurrió luego de un intenso aluvión que afectó esa zona, principalmente,  debido a la ausencia de obras de prevención para encauzar el ingreso de torrenteras en…

Lea el artículo completo en la Edición Impresa
o
Descargue la Edición Digital Aquí

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *