El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Enfriamiento económico, calentura política

Datos y políticas

El BCR decidió mantener la tasa de interés en 4%.Consideramos es un error, ya que los indicadores macroeconómicos se están estabilizando, aunque no el enfriamiento y riesgo de recesión. Una rebaja sucesiva de tasa de interés hubiera sido excelente noticia para reactivar la demanda, habría convalidado además, expectativas de los agentes económicos.

Las estimaciones de crecimiento para el año se mantienen optimistas desde el gobierno, con tasas mayores o iguales al 3%, cuando diferentes cálculos independientes están más cercanas al 2%.

Hay datos positivos formalmente, como la reducción de tasas de inflación, pero también puede ser interpretado como un indicador adicional de la demanda deprimida. Tenemos un superávit comercial que se estaría consolidando, lo cual es una buena noticia en las cuentas externas por el lado comercial.

Pero, el tipo de cambio no recupera paridad en relación a los vecinos, lo que si bien alivia a los deudores en dólares y el sistema financiero, no permite el fomento de las exportaciones no tradicionales y un crecimiento exportador sostenido y diversificado.
La inversión privada sigue deprimida, y el destrabamiento de la inversión privada que fue la política principal impulsada por el gobierno. Lamentablemente no ha funcionado, en un contexto de incertidumbre política, escándalos de corrupción y el severo impacto sobre la economía y la población, del Niño costero.

Fracaso del “destrabamiento”

Como reconocen fuentes oficiales, se identifican 53 proyectos trabados que representarían inversiones por un monto de 79,000 millones de dólares. Según el equipo especializado de seguimiento de la inversión (EESI) del MEF, las principales causas en las que se han trabajado son: el retraso de autorizaciones, en la emisión de opinión por parte de organismos sectoriales, demoras para gestionar el acceso a terrenos.

Por eso, la insistencia del gobierno en promover las inversiones en minería y extracción de recursos naturales, aunque haya proyectos que han sido motivo de dolorosos conflictos en el pasado reciente. La flexibilización de estándares laborales y ambientales, en lo que han denominado la continuación de las reformas estructurales, son funcionales a esa estrategia. La profundización del modelo en curso, traerá una agudización de los conflictos sociales, que en un contexto de incertidumbre y polarización política, nos llevará a escenarios muy complicados.
.
Inversión pública y privada

En ese contexto, para la reactivación, se depende de la inversión pública. Esta fue ajustada erróneamente por el gobierno, lo que nos está pasando la factura ahora con la desaceleración. Los anuncios de usar casi la mitad de las reservas fiscales para la reconstrucción, son importantes y van en la dirección correcta. Pero, se debe asegurar una relación fluida entre los gobiernos regionales, ministerios y la oficina y director encargados, para una adecuada implementación de los recursos asignados.
La velocidad y eficiencia de la ejecución de la inversión pública es fundamental. Se debe crear una relación virtuosa entre esta y la inversión privada (crowding-in).No es el mejor escenario, sin embargo, para una masiva utilización de asociaciones público-privadas. Los escándalos, identificación de corrupción o ineficiencias, las han cuestionado. Incluso, se ha traído abajo ministros, como en el caso Chinchero.

Romper el círculo vicioso

Tampoco han mejorado las condiciones para la inversión privada, más aún en el contexto de crítica y desconfianza que se ha generado, debido a prácticas de empresas privadas que utilizaron propaganda que no correspondía a las características del producto. Esto no solo le hace daño a una empresa posicionada en el mercado nacional e internacional, sino al conjunto del sector industrial, sobre el que se generaliza un manto de dudas. Esto no ayuda a la reactivación de la demanda y la inversión.

La Utilidad neta de los bancos está estancada respecto año anterior (alrededor de 2200 millones, y según la SBS, la rentabilidad patrimonial disminuyo al 19.19% al cierre de abril. Los créditos reales también han , no hay señales de reflejos rápidos para revertirla y la situación política se calienta cada vez más. Es un cóctel explosivo que debemos desactivar, ya mismo. Antes que sea demasiado tarde.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *