El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Industria, Etiquetado y Regulación alimentaria.

Algunos datos

El Perú es uno de los países de mayor consumo de leche evaporada donde la producción nacional de leche se distribuye en un 80% de leche evaporada. El mercado de la leche en Perú además, está altamente concentrado, en las que 3 empresas abastecen el 90% del mercado: Gloria, Laive y Nestlé. De las tres, Gloria “se ha consolidado como la líder en la elaboración y comercialización de productos lácteos, tanto de leches industrializadas como de sus derivados (mantequilla, yogurt y queso)” (Gestión 05/06/2017,
Hay que señalar que el consumo per cápita de la leche en Perú está ubicado entre 70 y 80 litros por persona, mientras que la FAO recomienda que el consumo per cápita de un país debe ser de 120 litros al año. Esto posiciona a la industria láctea con un gran potencial de expansión.

Los actores

La Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú, representa a 220,000 productores de leche. Históricamente han pedido que se prohíba la producción de leche evaporada a base de leche en polvo, demandan que debe ser de leche fresca a la que se le evapora el agua.

Para Agalep: “No es un tema de rotulado (…) No se puede vender la imagen de que este es un producto natural de la vaca”, y advirtió que en el país no existen regulaciones específicas para la combinación de leche. Según observó, debido a dicho vacío normativo, las compañías que fabrican leche evaporada emplean “productos químicos dañinos para la salud que no serían necesarios si solamente se usara leche fresca”. Dichos productos, puntualizó el gremio, son la carragenina, maltodextrina, proteína de soya transgénica y aceites vegetales hidrogenados.

Según Héctor Guevara, gerente general y técnico de Agalep, estos sirven para espesar y realzar el sabor y dulzor del producto. “Son productos artificiales. Lo que decimos es que no se tienen que usar”, dijo y apuntó que la carragenina está prohibida en Europa. […] y en relación a los insumos que si están en el Codex Alimentarius, son para pequeñas dosis, y lo que pasa es que la leche se consume todos los días, desde que uno es niño hasta que uno es adulto y se va a acumulando(El Comercio 06/06).

Agalep busca una integración mayor de los productores lácteos al mercado, que debería ser promovido por el Estado, con reglas claras, porque el mercado está distorsionado vendiéndose productos que no son leche como si fueran leches

Por su parte, ADIL señala que Perú no es un país ganadero por lo que tiene que importar leche (Perú se autoabastece del 70% de la leche que consume), sin embargo el desarrollo de la industria en los últimos años ha bajado el coeficiente de leche importada de 10,56% en el 2000 a 7%. Ellos plantean i) el reemplazo de la actual leche importada ya sea como insumo o producto, que copa más o menos 31% del consumo total, ii) un crecimiento del 70% de la industria para cubrir el consumo de 130 L requeridos y iii) un incremento de la exportación de productos lácteos y copar más mercados,

En cambio, ASPEC, ha presentado cinco denuncias a Indecopi contra las marcas Bonlé Familia, Gloria Niños Defense, Pura Vida Nutri Max, Reina del Campo e Ideal Amanecer, de las empresas Gloria y Nestlé. Debido a que esas empresas vienen comercializando durante varios años esas marcas bajo la denominación de “leche evaporada”, sin cumplir la normativa vigente. Por lo que responden a una “violación de las normas del Código de Protección y Defensa del Consumidor, el Codex Alimentarius y las Normas Técnicas Peruanas”. (La República 6/6).

Sobre el etiquetado:

Las normas son establecidas por el Codex Alimentarius, establecidas por la FAO y la OMS en 1963, para “proteger la salud de los consumidores y fomentar prácticas leales en el comercio de alimentos”. En Perú falta una adecuada normatividad: la legislación vigente es la Ley 28405, sobre rotulado, y el DL. 1304, acerca de etiquetado.

El Gobierno acaba de aprobar el Reglamento de la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, se debe especificar la información nutricional a los consumidores, se establecen parámetros técnicos para explicitar los niveles de algunos componentes como sodio, azúcar, grasas saturadas. Se ha creado gran polémica.

El Congreso aprobó dictamen que prohíbe el uso de leche en polvo para la elaboración de leche evaporada, y otros productos lácteos. Señalan que dicha medida beneficiaría a la salud pública y al desarrollo de sector ganadero. Pero, ADIL aduce que el impacto se traducirá en un alza de precio que afectaría directamente al consumidor; y por otro lado, que gran parte de la producción lechera no cumple con los componente necesarios que exige la norma para la leche evaporada. Por otro lado, Agalep culpa a la industria por desinformar y crear un clima de desconfianza hacia los productos lácteos.

Son temas sensibles que afectan a la población, por lo que se deben dar las mejores leyes y normas, así como el fortalecimiento institucional. El debate recién empieza.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *