Aires de diva

Picotazos

 

Aunque muchos lo auguraron, a otros no deja de sorprender los nuevos aires de la congresista de Fuerza Popular por Arequipa, Alejandra Aramayo, quien no contenta con pedir una remodelación especial para su oficina, ahora ha vuelto a hacer noticia por haber interpuesto una denuncia en la comisaría, porque alguien salpicó su auto mientras estaba estacionado.

Además del roche que ya hizo por las denuncias de extorsión que no ha podido desmentir -tras cometer el desatino de presentar un proyecto de ley para controlar a los medios de comunicación-; pareciera que no ha aprendido nada de la experiencia. En cambio, aprendió rápidamente todas las mañas del fujimorismo más recalcitrante. Ese que caracteriza a Becerril, Tubino, entre otros. Lamentable.

 

Deja un comentario

(no será publicado)

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE