El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Presupuesto 2018: mucho ruido y pocas nueces

Datos Agregados

El Presupuesto de la República para el periodo 2018 asciende a S/ 157, 158 millones 747 mil 651 soles. Es el 20% del PBI y tiene un crecimiento nominal del 10% respecto al presupuesto del año 2017.  El MEF establece así una ampliación temporal del déficit fiscal hasta 3,5% del PBI en el 2018, para luego converger gradualmente a un déficit fiscal de 1,0% del PBI en el 2021. (Compatible con el Marco Macroeconómico Multianual).

Sin embargo, el gobierno central, representando más del 74%, en tanto que los gobiernos sub nacionales alcanzan sólo el 26% (Cuadro No.1)

Cuadro No.1

Nivel de Gobierno Total por nivel de gobierno Dist %
Gobierno Nacional 116,541,103,552.00 74.2%
Gobiernos regionales 24,591,851,893.00 15.6%
Gobiernos Locales 16,025,792,206.00 10.2%
Total 157,158,747,651.00 100.0%

Fuente: MEF- Ley del Presupuesto 2018

Los Gastos Corrientes (Sueldos y salarios, bienes y servicios, etc.) representan el 65.8% del Presupuesto Total, siendo los gobiernos regionales los que más gastos corrientes asignan de su presupuesto (85.5%). Pero, en relación a la distribución de los gastos corrientes por niveles de gobierno, el gobierno nacional  concentra más del 70% (Cuadro 2).

Cuadro No. 2

Niveles de Gobierno Gastos Corrientes Est % Dist %
Gobierno Nacional 72,661,285,960.00 62.3% 70.3%
Gobiernos regionales 20,046,755,954.00 81.5% 19.4%
Gobiernos Locales 10,641,317,798.00 66.4% 10.3%
Total 103,349,359,712.00 65.8% 100.0%

Fuente: MEF- Ley del Presupuesto 2018

Respecto a las Inversiones, estas representan el 26.3% del presupuesto, donde los gobiernos locales tienen la mayor asignación de su respectivo presupuesto (alcanzan con el 31.8%), sigue el gobierno nacional con el 27.5%, y los gobiernos regionales con el 17.4% de su presupuesto. Sin embargo, en términos de la distribución del total de gastos de capital por niveles de gobierno, resalta la alta concentración de los recursos de inversión en el gobierno central con más del 77.3% (Cuadro No. 3)

Cuadro No. 3.

Niveles de Gobierno Gastos de Capital Est % Dist %
Gobierno Nacional 31,999,876,255.00 27.5% 77.3%
Gobiernos regionales 4,281,598,490.00 17.4% 10.3%
Gobiernos Locales 5,095,347,350.00 31.8% 12.3%
Total 41,376,822,095.00 26.3% 100.0%

Fuente: MEF- Ley del Presupuesto 2018

Distribución

Para el año 2018,  los rubros más importantes son: Educación (17,5%), Planeamiento, Gestión y Reserva de Contingencia (16,8%), Salud (10,2%), Transporte (9,6%), Previsión Social (8,1%), Deuda Pública (7,5%), Orden Público y Seguridad (6,0%), Protección Social (3,9%), Justicia (3,4%), Defensa y Seguridad Nacional (3,4%), Saneamiento (2,7%), Agropecuaria (2,4%), Cultura y Deporte (1,9%) y Ambiente (1,7%) (Cuadro 4).

En el caso del sector Educación, se registró un incremento de 4,5% respecto a lo asignado para este sector en el 2017. El MEF indicó que se pondrá énfasis en cuatro líneas estratégicas: fortalecimiento de la capacidad docente, calidad del aprendizaje, consolidación de la educación superior y reducción de la brecha de infraestructura escolar.

El sector  Salud, tuvo un aumento de 15%. Este incremento, de acuerdo con el MEF, se destinará principalmente a mejora de las remuneraciones de los profesionales de la salud, aseguramiento y Sistema Integrado de Salud, y mejora de la infraestructura y equipamiento de los servicios de salud, modernización de los establecimientos de salud y la brecha de suministros de medicamentos, principalmente.

Cuadro No. 4

Fuente: MEF- Ley del Presupuesto 2018

Para la denominada “Reconstrucción con cambios” se destinarán 7 ,078 millones el 2018 (adscritos a la PCM).

Comentarios

Si bien parece positivo el aumento de presupuesto a los sectores sociales en conflicto, no es suficiente porque se han hecho reajustes en otros rubros. Esto, debido a que se está considerando un incremento del déficit fiscal solo de 0.5% del PBI. La prioridad del “equilibrio fiscal” ya llevo al error del ajuste fiscal al inicio del gobierno. En este caso, puede limitar los impactos de la inversión pública para la reactivación.

El otro problema es que mantiene la prohibición del incremento del sueldo en todos los niveles del Estado, que podrían constituirse en un estímulo de la demanda para la reactivación económica.

También, se ratifica el centralismo fiscal, en el presupuesto, y en la inversión pública considerada. Se podría haber asignado mayores recursos y atribuciones a los gobiernos nacionales y regionales, para que el efecto multiplicador  territorial, sea mayor.

De otro lado, se continúa con la emisión de bonos prevista en seis mil millones de dólares para el 2018 (mercado interno o externo). También se menciona la emisión de bonos internos por unos tres mil setecientos millones de dólares. Es necesario que el Congreso haga un balance de lo actuado en este tema,  y evalué la conveniencia o no de aprobar esta propuesta.

Habían expectativas por cómo se concretaba en el presupuesto, los anuncios del mensaje presidencial, la respuesta de los gremios en conflicto, el cumplimiento de promesas electorales. Lamentablemente, no se han satisfecho.

En suma, mucho ruido y pocas nueces.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *