La productividad

Columnista invitado

Recientemente, el titular del Ministerio de Producción (Produce), Pedro Olaechea, sostuvo que su sector duplicará los recursos que están destinados a mejorar la productividad. Este término (productividad) es una medida económica que calcula cuántos bienes y servicios se han producido por cada factor utilizado (trabajador, capital, tiempo, costes, etc) durante un periodo determinado. El objetivo de la productividad es medir la eficiencia de producción por cada factor o recurso utilizado, entendiendo por eficiencia el hecho de obtener el mejor o máximo rendimiento utilizando un mínimo de recursos. Vale decir, cuantos menos recursos sean necesarios para producir una misma cantidad, mayor será la productividad y por tanto, mayor será la eficiencia. Una definición muy utilizada de productividad es que representa la eficiencia con que se utilizan los factores de producción en el proceso productivo de un país, es decir, su capacidad de ‘hacer más con menos’. Por ejemplo, si una empresa puede fabricar 30 pares de zapatos en una hora (productividad = 30 zapatos/hora) y otra empresa fabrica 40 pares en una hora (40 zapatos/hora), diremos que la productividad es mayor en la segunda empresa, ya que la cantidad de bienes producidos en un mismo periodo de tiempo es mayor. Esto dependerá de una serie de factores como formación y experiencia de los trabajadores, organización empresarial, tecnología, entre otros. Asimismo, hay dos formas distintas de medir la productividad, en las que coinciden diversos estudios. La primera de ellas se conoce como la productividad total de factores (PTF) y se calcula restando la producción de la mano de obra y la del capital (fábricas, maquinaria, etc.) al total producido en el país, es decir, el PBI. El segundo método es tomar la producción nacional y hacer un promedio por cada trabajador, midiendo la productividad del trabajo. Atención que en los últimos cuatro años la productividad del Perú ha caído. Empezó cayendo ligeramente el 2011 y el año pasado la productividad cayó más. Entonces, ¿qué está fallando? Son cinco temas; algunos más, otros menos. El primero es el tema institucional, en el que tenemos temas como la inseguridad, corrupción, libertad de los agentes económicos. El segundo es lo referido a las reformas estructurales de segunda generación, es decir, la reforma del Estado, laboral y tributaria. La tercera es el capital humano, donde está implícito el tema de salud y educación. El cuarto, muy asociado a este, es la innovación, ciencia y tecnología, que es fundamental, y en un país como el nuestro lo más importante es la innovación, la creatividad. No podemos dejar de mencionar a la infraestructura. Y es que no se puede incrementar la productividad sin buenas carreteras, puertos, aeropuertos, telecomunicaciones y demás. En suma, el aumento de productividad es importante porque permite mejorar la calidad de vida de una sociedad, repercutiendo en los sueldos y la rentabilidad de los proyectos, lo que a su vez permite aumentar la inversión y el empleo. En esa línea, se espera que el anuncio del ministro se pueda hacer realidad y no se quede en simple promesa.

 

Deja un comentario

(no será publicado)

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE