Feria de Armas

Picotazos

La plaza de armas de nuestra ciudad, una de las más bellas del continente, es maltratada a diario por tirios y troyanos. Literalmente, cada celebración religiosa deja sus regueros de pólvora pro los fuegos artificiales y sus arreglos de flores pintadas en el piso que tardan días en recuperarse. El partido de fútbol, una serie de cenacapes, picanterías y todo tipo de pequeñas ferias que realiza el municipio en los alrededores, generan que no haya días libres donde los turistas puedan tomar fotos con el fondo arquitectónico limpio.

¡Que falta de sensibilidad y buen gusto para cuidar el monumento histórico más importante que tenemos! ¿Y la gerencia del Centro Histórico?, ¿aún quieren gastar dinero en la “nivelación”, que solo ellos ven necesaria?

Deja un comentario

(no será publicado)

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE