Presupuesto aprobado, reconstrucción demorada

Columnista invitado

El presupuesto aprobado (Presupuesto Inicial de Apertura PIA) asciende a más de S/ 157, 159 millones de soles, un 10.3% mayor al del 2017, y representa el 21% del PBI. El presupuesto estimado para la Reconstrucción con Cambios asciende a más de S/ 7,078 millones, esto es el 17% de los gastos de capital, de manera que excluyendo este monto, el Presupuesto 2018 sólo se incrementa en 5.3% con respecto al año anterior[1]. Más del 85% del Presupuesto se financia con recursos ordinarios (65.3%), recursos determinados (12.6%) y recursos directamente recaudados (8.6%)[2].

Se proyecta un exiguo aumento de los ingresos tributarios, del 13.4% del PBI el 2017 al 14% del PBI el 2018. No se ataca el problema de las exoneraciones ni el cobro de las deudas tributarias, tampoco se anuncian medidas para la reducción de la evasión y elusión tributaria de las grandes corporaciones.

Se agudiza la centralización, el gobierno central pasa del 73.8% el 2017 al 74.2% el 2018, mientras que los gobiernos regionales se mantienen en un 15.6% y los gobiernos locales se reducen al 10.2%.[3].

Cuadro No.1 Distribución Presupuestal y de Gastos de Capital Presupuesto 2018

 

Niveles de Gobierno

Estructura Presupuestal Var % 2018/2017 Gastos de Capital

Mill. de soles

Var %

2018/2017

2017 2018 2017 2018
Gobierno Nacional 73.8% 74.2% 10.9% 25,754 32,000 24.3%
Gobiernos Regionales 15.6% 15.6% 10.7% 3,958 4,282 8.2%
Gobiernos locales 10.6% 10.2% 5.9% 4614 5,065 10.4%

 

Si bien se dan incrementos presupuestales en el sector Educación (4.8%) y Salud (16.2%), hay incrementos significativos en cultura y deporte (68%) por los juegos Panamericanos, pero también en Comunicaciones (110.2%) y en Minería (48.5%). Por el contrario, se reducen en Saneamiento (menos S/ 1,282 millones o -23%) prioridad del gobierno, donde en coberturas y calidad del servicio estamos rezagados a nivel latinoamericano, en particular en el sector rural.

En cuanto al sector Educación, el incremento de S/ 1,249 millones respecto al año 2017, incluye las mejoras remunerativas a los maestros. Sin embargo, si bien el presupuesto para las Universidades Nacionales pasó de S/3,534 millones el 2017 a 4,034 millones el 2018 (14%), se redujo en  particular para la U.N. del Altiplano (-3%),  U.N. de Tumbes (-14%), U.N. Amazónica de Madre de Dios (-26-6%), U.N. Micaela Bastidas de Apurímac ( -9.2%), U.N. Toribio Rodríguez de Mendoza (-12.7%), U.N. Alto Andina de Tarma (-32%). Y con muy poco incremento la U.N de Ingeniería (3%), U.N. Agraria La Molina (3.1%), U.N de Ucayali (3.2%), entre otros.

Ciencia y tecnología y regiones fronterizas afectadas

No solo universidades, sino también otros Programas importantes de diversas carteras, orientados a la Investigación Científica, Supervisión y Prevención de Desastres, son afectados[4]. Es el caso del Instituto de Investigaciones de la Amazonia Peruana (-15%), el Instituto Nacional de Investigaciones en Glaciares y Ecosistemas de Montaña INAIGEM (-17.6%), Instituto Nacional de Investigación Agraria (-19.3%), Instituto del Mar del Perú IMARPE ( -15.7%), Organismo Nacional de Sanidad Pesquera SANIPES ( -12.9%), Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (-54.1%),  Centro Nacional de Estimación y Prevención y Reducción de Riesgo de Desastres CENEPRED (-24.9%).

A nivel regional las regiones que han reducido su asignación presupuestal han sido las de Tumbes (-2.9%) y Tacna (-6%), regiones fronterizas de alto interés nacional, y con muy poco incremento presupuestal las regiones de Arequipa (0.2%) y Cusco (3.5%).

Más endeudamiento

Se observa también el incremento del endeudamiento del 20% del PBI el año 2013, a más del 27.5 del PBI en el año 2018. El endeudamiento externo si bien se limitó a US$ 1,421 millones para el 2018, se autoriza al gobierno Nacional acordar operaciones de endeudamiento interno hasta por S/ 13,755 millones, lo cual representa un aumento del 48.7% respecto al permitido el 2017.

Y la Reconstrucción?

El gobierno ha señalado nuevamente que es una prioridad, pero lamentablemente tenemos un retraso en la ejecución de obras que mantiene en condiciones inaceptables a sectores importantes de la población, particularmente en el norte peruano.

No se ha ejecutado lo presupuestado para el 2017(poco más de la mitad), y las justas protestas arrecian, incluyendo paros regionales, como el de Piura y el norte del país. Nuestra solidaridad con su lucha y la exigencia que se corrija una situación no solo de ineficiencia e indolencia, sino según denuncias de las principales universidades y colegios profesionales regionales, de corrupción.

Esperemos se cumpla con lo presupuestado en Reconstrucción este año, aplicado correctamente con participación y fiscalización de los actores regionales. También, que el debate y la movilización revierta los problemas identificados en el nuevo Presupuesto.

[1] DIPD-Departamento de Investigación y documentación parlamentaria. Proyectos presupuesto 2018.

[2] Gestión, 27.11.2017.Beteta expone dictamen que aprueba presupuesto 2018.

[3] DIPD, Op. cit.

[4] DIPD, Op cit. y Presupuestos 2018.

 

Deja un comentario

(no será publicado)

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE