Cortes intensivos: el Perú literario revisitado

la Silla Prestada Alfredo Herrera

La técnica de la entrevista supera la valla del arte cuando de arte se trata, y más si es sobre literatura. Así, de las páginas de las revistas o los diarios, de suplementos y encartes, las entrevistas a los escritores, o artistas, saltan a los libros y perduran más que a las de políticos o los efímeros rostros (y cuerpos) de la televisión. Y es que las conversaciones con los poetas o novelistas trascienden el momento, las circunstancias, y se convierten en fuentes de historia, en temas de reflexión, en retazos de memoria, a los que estamos obligados a volver.

Las entrevistas a escritores se han ido enmarcando en la etiqueta de periodismo cultural, pero como la propia técnica los contenidos de estas conversaciones van más allá del contexto cultural del momento y se abordan temas políticos, sociales o filosóficos, lo que las envuelve en un aire de trascendencia y de pedagogía que hay saber aprovechar. Una ejemplar muestra de este tránsito del periodismo cultural de periódico al libro de trascendencia es “Cortes intensivos, entrevistas y crónicas 1986 – 2014” (Oposición editores, 2015) de César Ángeles Loayza.

El libro contiene, como advierte el título, entrevistas y crónicas periodísticas que se han publicado en diferentes diarios y revistas de Lima, en algunas publicaciones extranjeras y en páginas electrónicas que circulan por internet en un lapso de casi 25 años, etapa inusual en este tipo de publicaciones. Sin embargo, precisamente esta característica es la que le da un valor agregado al libro, pues viendo el conjunto podemos percibir también un histórico panorama de lo que fue sucediendo en el país y cómo se le hizo frente a las circunstancias o hechos que moldearon nuestro imaginario cultural.

Inevitablemente, en los últimos veinticinco años, varios escritores y artistas han fallecido, el libro recupera la memoria de algunos de ellos con las entrevistas que en su momento se hicieron y publicaron y que ahora adquieren otro tono, ya sea porque nos refrescan el recuerdo personal o nos retan a una nueva reflexión con sus ideas, propuestas y análisis de aquello que pasó y pareciera que está volviendo a suceder.

El volumen se divide en dos partes: entrevistas y homenajes. La primera se subdivide en tres –Cirugía plástica, Espada clavada en la lengua y Un país en el quirófano– y desfilan por sus páginas los diálogos con autores fundamentales de nuestra última literatura, como Blanca Varela, Rodolfo Hinostroza, Antonio Cornejo Polar o Pablo Guevara, y en la segunda parte se husmea por las extraordinarias vidas de personajes como Sarita Colonia (la santa informal más popular de país), Víctor Humareda (el genial pintor que personificó la marginalidad social y cultural), Javier Heraud (el poeta guerrillero asesinado a los 22 años de edad) o Martín Chambi (el fotógrafo de principios del siglo veinte que retrató el Perú profundo e intenso de la sierra sur).

César Ángeles ha estudiado Letras en San Marcos y ha publicado poesía, ejercido la docencia universitaria y el periodismo cultural, y lo ha hecho no solo con el profesionalismo que requieren tan delicadas tareas, sino con el humor de un hombre inteligente que cabalga el tránsito de dos siglos, un humor que hereda de su tradición criolla y la cultura “chicha”, que en el Perú es sinónimo de irreverencia, marginalidad, rebeldía y fusión cultural.

El libro en sí nos permite, a través del lúcido análisis de los personajes entrevistados, ver en retrospectiva de corto plazo un país golpeado, abusado, desequilibrado, pero al mismo tiempo recuperado, esperanzado, un país que en tan solo un par de décadas ha sobrevivido a la demencial violencia terrorista de Sendero Luminoso, al desequilibrado manejo económico del gobierno aprista, a la corrupción institucionalizada y el abuso del poder del fujimorismo y la apatía de gobiernos conformistas. No se trata de análisis político, sino intelectual, que solo la mirada amplia y universal de los poetas puede dar al momento histórico que les ha tocado vivir.

“Cortes intensivos” es un libro plural y complejo, que no debe leerse con los límites del formato (entrevistas y crónicas) sino con el ánimo de adentrarse en los contenidos. Washington Delgado habla, por ejemplo, de la modernidad y el postmodernismo, socialismo y marxismo, con una soltura y coherencia de maestro universitario. Hay una lúcida conversación con el historiador Alberto Flores Galindo sobre las utopías culturales y la política contemporánea; con María Méndez se analiza el fenómeno Sendero Luminoso y con el arqueólogo Luis Lumbreras sobre neoliberalismo y democracia popular.

El libro de César Ángeles nos muestra al Perú diverso en culturas e ideas, dentro de una misma tradición histórica a lo largo de la cual se han fusionado y sincretizado todas las vertientes culturales que podamos imaginar y que se han manifestado en nuestra literatura y nuestros escritores, en nuestro y nuestros artistas, en nuestros medios de comunicación y nuestros periodistas.

 

Deja un comentario

(no será publicado)

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE