¿Qué pasa en la Corte?

Picotazos

Diversas movidas destinadas a dilatar los procesos penales que tiene en contra el expresidente regional, Juan Manuel Guillén, se han advertido en la Corte Superior de Justicia.

Además de la gran simpatía que ha hecho evidente el presidente, Eloy Zamalloa, hacia el personaje en cuestión, el Ministerio Público ha advertido inconsistencias entre los jueces que ven el caso Arequipa La Joya. Una extraña licencia para enseñar en la UNSA, alejó al juez Manfred Vera del caso. Su reemplazante, Fiorella Pastor, dispuso en un sentido y él, al retornar al cargo, dispuso otra. Hay que recordar que el Decano de la Facultad en la que el juez fue a dictar clases por tres meses, abandonando casos como éste, es el abogado de la exfuncionaria de Guillén, Sarah Peña, quien no está comprendida en este caso puntual. Aún así, la cercanía entre ellos siembra dudas, sobre las reales motivaciones de esa licencia.

Además, la injustificable sentencia absolutoria emitida por la jueza Ross Mary Quiroz, quien se trae abajo todo el sistema de contrataciones del Estado e incluso la OSCE, fue leída por partes. Leyó la parte resolutoria y se fue de vacaciones. Al retornar, solo ha leído una mínima parte, a pesar de tratarse de una decisión altamente polémica sobre un asunto de notable interés público.

¿Qué está pasando?

 

También puedes ver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE