Manuel Vargas pedirá protección tras liberación de presuntos traficantes de terrenos

Noticias

La liberación de 12 personas vinculadas a la banda Los Malditos de Chumbivilcas causa intranquilidad en la familia de la agraviada, Yenny Vargas. Su hermano, Manuel Vargas, expresó su disconformidad con el fallo judicial dictado por el juez Edy Leva. Le preocupa que los excarcelados pretendan intimidarlos por sentar la denuncia o busquen entorpecer la investigación fiscal.

Vargas señaló que los detenidos ostentaron poder dentro de la asociación Jardines de Chachani, en Cerro Colorado. Se mostraron violentos en varias oportunidades, cuando un grupo de posesionarios intentó reconocerlos como propietarios de los terrenos. Inclusive, el dirigente William Merma mandó a desalojar a los socios que pretendían negociar con su hermana.

“Ellos no quieren que se abra el diálogo con los socios que sí están interesados en negociar con nosotros. Ahora, hay un grupo de personas allegadas al dirigente que intenta convencerlos de  la expropiación del terreno”, afirmó a este medio.

Pide seguridad

Manuel Vargas manifestó que el dirigente William Merma y su gente no le permitían acercarse a los terrenos. Fueron objeto de insultos y amenazas por parte de un grupo de socios. Esto sucedió durante los últimos cuatro años en que intentó recuperar la propiedad de su hermana. Por este motivo,  solicitará seguridad policial para él y su familia, a fin de evitar cualquier tipo de represalia.

De igual manera, pedirá a la policía que patrulle la asociación Jardines de Chachani. Dijo que algunos socios comenzaron a recibir llamadas telefónicas de desconocidos. “Tal parece que quieren incitar a la gente para que salga a protestar o que se enfrenten”.

Vargas brindó estas declaraciones a su salida de la Fiscalía de Crimen Organizado, a donde acudió para exponer su pedido.

Si incumplen reglas de conducta irían a la cárcel

El presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, Eloy Zamalloa, manifestó que las  personas liberadas están sujetas a reglas de conducta. Recalcó que el incumplimiento de una de ellas puede conllevar a revocarles la comparecencia y ordenar su encarcelamiento.

“Y tengan cuidado aquellas personas que han recibido comparecencia, porque al Poder Judicial no le va temblar la mano si ve situaciones raras. No perturbar es una de las reglas de conducta, si se acredita perturbación pueden ir presos”, advirtió.

Asimismo, expresó que el Ministerio Público puede pedir la variación de la medida si presenta nuevos elementos que los comprometan. Por lo pronto, el despacho de la fiscal Alejandra Cárdenas tiene hasta este miércoles por la tarde para apelar la orden dictada por el juez.

Nota relacionada:

Fiscal Cárdenas sobre Malditos de Chumbivilcas: sin duda, hay delitos

 

Deja un comentario

(no será publicado)

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE