El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Comunistas y terroristas

Así llaman a los ciudadanos que estamos indignados ante lo que pasa, dos de los personajes políticos de la coyuntura actual, que más rechazo generan entre la población. Ellos son el renunciante presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) que culminó sus días en el cargo con menos de 15% de aprobación y enredado hasta la médula con la corrupción de Odebrecht; y la peculiar congresista fujimorista, Rosa Bartra, autora de la bien llamada “Ley del Esclavo Juvenil” que defendió desaforadamente, no se sabe bien con qué interés.

Esto ocurrió cuando las revelaciones del escándalo Lava Jato, comprometen a la clase política, casi sin excepciones, abarcando todo el espectro político. Desde un ultraliberal y promercado como el propio Kuczynski, hasta un decepcionante izquierdista caviar como Susana Villarán, pasando por los esquivos –hasta ahora- Keiko Fujimori y Alan García.

No es casual que la alta clase empresarial, agrupada en Confiep, también se vea envuelta en estos actos de corrupción en los que la única guía es la ganancia personal. El sentimiento colectivo y el sentido de deber ciudadano se ha reducido a cero entre la clase dirigente, la que tiene acceso al poder, que utiliza de manera recurrente para sus viles objetivos personales. La grandeza, espiritual o intelectual, aunque sea en el discurso, ha desaparecido.

La indignación ciudadana, que parece diluida entre tanto escándalo y revelaciones sin pausa, no se ha expresado aún de manera contundente. Quizás la magnitud de la corrupción revelada y la vileza de los calificativos emitidos por quienes no tienen autoridad moral alguna, haya sido de tal modo inadmisible, que no hay reacción prevista para este tipo de situaciones límite.

Pero algo ha de ocurrir en el país.

Por lo pronto, tenemos una elección a la vuelta de la esquina que, siendo de carácter regional y municipal, puede expresar muy bien el indefinible sentimiento ciudadano.

Y todo parece indicar que hay un 80% de comunistas que despidieron a PPK. Además, según Bartra, casi toda la juventud es terrorista, por criticar su malhadado proyecto de ley que, más allá de sus inconsistencias técnicas, reflejan una pobreza de espíritu casi diabólica.

Si, rechazar la autoridad de una persona incapaz de distinguir los límites entre sus deberes como funcionario público y sus nada santos intereses lucrativos, es ser comunista; muchos lo seremos. Si indignarse por el saqueo del tesoro público, bajo la apariencia de “inversiones necesarias para dinamizar la economía en el país”, haciendo siempre negocios turbios en desmedro del bienestar común, amparados en la corrupción del gobierno de turno que favorece a los eternos privilegiados  es ser comunista, el 90% de ciudadanos lo somos.

Y si de terroristas se trata. Todo el que tiene un mínimo de empatía con los jóvenes que se estrenan en el campo laboral en el país, es nada menos que un sedicioso.

Si el futuro de nuestro país, reduciendo la extrema desigualdad, alentando a las nuevas generaciones con condiciones laborales humanas y esperanzadoras, rechazando la corrupción como norma de vida, es ser terrorista; entonces estamos listos para una revolución que, finalmente, devuelva la esperanza a las nuevas generaciones.

Que la violencia delictiva de los corruptos y egoístas no se enseñoree en nuestro país. Que la rebeldía de los jóvenes y los corazones sanos, aterrorice a los primeros. Así debe ser esta revolución: de corazón y fe en nuestro país y su futuro, por obra de las ciudadanos.

Que así sea.

One thought on “Comunistas y terroristas”

  1. avatar
    renato amaro says:

    Je suis COMUNISTA también !!!!!
    Muy bien dicho Mabel. Tienes buena vision politica. Aun recuerdo un escrito tuyo , meses ANTES que salga el corrupto de PPK, en el cual vislumbraste que su salia se daria por inga o por mandinga…mas temprano que tarde. Y se dio.
    La verdad es que nuestra y TODAS las democracias del mundo…estan en CRISIS. Con un poco de paciencia ojo critico a todas se les puede comprobar corrupcion.
    En el Peru….algo tenemos que cambiar. La forma de ”fiscalizacion” actual, NO VIENE FUNCIONANDO BIEN POR DECADAS. No podemos seguir con esta democracia EN FORMA… pero sin fondo significativo.
    TODOS nuestros gobiernos, especialmente el congreZOO….SE CONVIERTEN EN MAFIAS DE CORRUPCION DE FACTO. Basta ya. Tenemos que investigar a cada uno de ellos mejor. No aceptar que nadie con procesos legales SERIOS, como corrupcion, robo o lavado de dinero…SEA CANDIDATO A NADA !!!!
    Te digo, va a ser una tarea TITANICA hallar gente proba, honesta….pero no queda otra.
    BASTA. No queremos mas CARTELES DE CORRUPCION….tambien conocidos como gobierno,congreso, gob. regional, etc. BASTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *