Elecciones internas

Picotazos

Como si de una consigna se tratara, las elecciones internas en los movimientos regionales y partidos políticos, se alinearon a la costumbre de tener “listas únicas”. Osea que la elección, la diversidad y la posibilidad de ofrecer alternativas, quedaron de lado. Resulta que son tan “uniformes”, que nadie discrepa con el “candidato único” que impone la cúpula, el caudillo o el dueño del movimiento.

Lo real, como todos los sospechan, es que los llamados movimientos políticos son pequeños grupos de amigos o parientes de un personaje ambicioso que decide “emprender” una carrera política. Así que no hay discrepancias porque no hay militantes, no hay debates, porque no tienen principios ni ideología. Y no hay elecciones, porque el leiv motiv del “movimiento” es encumbrar al “promotor” para que llegue a una posición de poder y enriquecerse desde ella. Así de simple.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE