Dinero: la venda en los ojos de la justicia. El caso de Gino Valdivia Sorrentino

La Revista

La libertad, más que un valor, tiene un precio con varios ceros bajo la óptica del juez Gino Valdivia Sorrentino. Por unos billetes, deshonró la espada de la ley y rompió la balanza de la justicia. Todo indica que, además, no era la primera vez que pedía dinero para liberar a un reo.

Un hombre diligente y con un don para el Derecho. Al menos, eso es lo que opinaban algunos abogados y colegas que conocen al juez Gino Valdivia Sorrentino. Un magistrado práctico capaz de resolver, con notable agilidad, las causas que le planteen.

Pero su carrera de más de 20 años sufrió un revés impensado el pasado 10 de mayo, cuando se encontraba en su despacho del módulo de Mariano Melgar. En un operativo sorpresa, fue detenido junto a otras seis personas, bajo la sospecha de haber pedido un soborno a una procesada.

Y así de repente, sin anestesia, Gino Valdivia dejó de empuñar el martillo con el que impartía justicia e infligía castigo como juez de Investigación Preparatoria y fue esposado. Ahora le tocaba ocupar la parte opuesta de la tribuna, como un recluso más, desprovisto por completo de su autoridad. El Ministerio Público lo investiga por el delito de cohecho pasivo específico y busca llevarlo a la cárcel por 8 años.

Actualmente, cumple prisión preventiva de 9 meses en el penal de varones de Socabaya, por orden de su colega, Orlando Abril Paredes. De ese mismo penal, iba a liberar, a cambio de 12 mil soles, a una acusada de parricidio… (lea el artículo completo en la Edición Digital, descargable en el siguiente enlace)

Descargue aquí Edición Digital Completa

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE