La última imagen de Marilú Benavente

La Revista

Tenía 32 años y era hermosa. Reina de belleza y conductora de televisión que parecía tenerlo todo. Sin embargo, como otras mujeres de la pantalla, Marilú era de cristal. Se hizo trizas, una mañana de abril. El misterio de su muerte es motivo de polémica.

No sabremos nunca lo que sentía Marilú Benavente cuando caminaba hacia su casa, en el parque que está antes de llegar a la calle Los Topacios. Se detendría, si es que se detenía, a escuchar el canto rítmico de los loros que habitan dentro de una inmensa jaula. No sabremos si les prestaba atención, si le gustaba. Como tampoco sabremos, lo que sentía al final de una noche de baile o lo que sentía, cuando a solas, se quedaba con su hijo de dos años.

Tampoco sabremos lo que pensaba antes o después de conducir el programa de televisión “Nuevo Día Magazine” de ATV Sur. Sólo sabremos que, como otras modelos y conductoras, a pesar de su seguridad y aparente alegría, tuvo un triste final. Ella apareció colgada en la escalera interior de su casa. Eso sí lo sabemos. Todo lo demás, absolutamente todo lo demás, son especulaciones.

La mañana del 14 de abril, un sábado, Carlo Morriberón, su enamorado, y una de sus mejores amigas, ingresaron a la casa de Marilú, desesperadamente. Él la había contactado minutos antes para contarle que la conductora de televisión y Señora Arequipa 2012, lo había telefoneado diciéndole que había tomado una decisión muy grave. Cuando los dos entraron en la habitación, se confirmó lo peor. Ella estaba colgada de una escalera, sólo cubierta con una bata y en su pecho había una inscripción con lápiz labial que decía: no valgo nada.

“ELLA NO ATENTÓ CONTRA SU VIDA”
Han pasado dos meses desde la mañana de aquel sábado, en que enamorado, amiga, padre y hermano, la vieron colgada en la escalera. Dos meses en que, lo real y lo irreal se bifurca en especulaciones. Dos meses en que no se sabe con certeza qué ocurrió… (lea el artículo completo en la Edición Digital, descargable en el siguiente enlace=

Descargue aquí Edición Digital Completa

Deja un comentario

(no será publicado)

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE