Museo de Arte Virreynal

Central

Parte del Convento de Santa Teresa, adaptado como museo, abrió sus puertas al público hace poco más de cinco años. Desde entonces se ha convertido en una auténtica joya de arte virreinal, porción del pasado preservado del tiempo en una suerte de cápsula de sillar, donde pueden apreciarse desde pinturas pertenecientes a la famosa Escuela Cusqueña, hasta bellas esculturas hechas en maguey, madera y mármol, pasando por coloridos murales y antiguas reliquias de incalculable valor.

La visita inicia en la Sala de Interpretación donde, acompañados siempre de una simpática guía, nos enteramos de los procedimientos básicos empleados por los artistas, todos anónimos, para, por ejemplo, lograr una perfecta aplicación de pan de oro sobre el lienzo, o el modo en que una figura va emergiendo -paso a paso- de un trozo de maguey, o cómo es que se construyen los altares.

Las otras salas están repletas de cuadros de la Escuela Cusqueña, casi todos ellos alusivos a Santa Teresa: contemplamos su “Transverberación” (una lanza terminada en fuego enciende el corazón de la Santa) y la “Cátedra” (donde destaca la composición triangular de los aprendices). Hallamos también retratos de la Sagrada Familia (con San Juanito), de San José con el Niño o un lienzo bastante extraño titulado “La conversión de Saulo”, en el que Jesucristo emerge de una nube en una postura bastante particular mientras que de la boca de Saulo se lee una inscripción en latín, puesta ahí en medio de la composición. Entre las esculturas destacan la Virgen de la Leche y aquellas del niño Manuelito en su cuna.

Es también impresionante el llamado Baúl de Navidad, una suerte de gigantesco nacimiento donde se representan, además, otros pasajes bíblicos como el de Adán y Eva en el Paraíso, la Anunciación del Ángel a la Virgen, la matanza de los santos inocentes o el Bautizo de Jesús en el río Jordán.

Conmovedora imagen de Cristo en en el calvario. “]Es poco lo que puede contarse: hay demasiadas obras de arte, y todas muy bellas. Vale la pena alejarse un poco de la Plaza de Armas, tercera cuadra de la calle Melgar, y perderse en el pasado como en una suerte de feliz encantamiento. (Daniel Martinez Lira)

Crucifixión. Conmovedora imagen de Cristo en en el calvario.

Izq.) Historia. Cuadro de "La Transverberación de Santa Taresa" Ejemplo. Cuadro de "Cátedra de Santa Teresa".

 

Portales. La arquitectura del templo también es magnífica.

 

 

Lujo.Copón de oro.

Mensajeros alados. Ángel andino.

Sagrada familia. En estampa arequipeña.

Bautizo de Jesús en el Jordán.Miniaturas que se ven en el "Baúl de Navidad".

 

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE