"Soy diferente como tú eres diferente también y como cada uno de los 30 millones"

Crónicas Descarriadas Avatar

Argentina y México, que están casi a tiro de piedra, reconociendo el matrimonio «gay» reconocen que las minorías de su territorio tienen en el siglo XXI derechos y deberes como los de la mayoría. Más allá del reconocimiento legal en estos países, del matrimonio entre personas de un mismo sexo, el mensaje del mismo es que una sociedad está integrada por individuos que comparten no solo vínculos culturales e históricos comunes, sino también diferencias de índole diversa y que justamente definen a los individuos en su especificidad.

O sea, en esencia, una sociedad no está constituida por iguales sino también por diferentes. Hace una semana, en el centro de Lima, la más grande y cosmopolita de las ciudades peruanas, un grupo de jóvenes decidió revindicar su orientación sexual por medio de un evento por demás pacífico: besarse en la plaza pública. Si uno se detiene a considerar el hecho, además de la afirmación y celebración de una diferencia sexual, se trata del vital reclamo a la diferencia. Sentirse sistemáticamente rechazado y marginado por el simple hecho de «sentir» diferente es absolutamente frustrante y profundamente deprimente. La respuesta a tan simbólico y elemental acto fue la represión más oprobiosa: policías se ensañaron con los jóvenes, expulsándolos, y hasta golpeándolos salvajemente so pretexto de no tener derecho a «manifestarse» en un lugar público.

Las imágenes que circulan en videos son inverosímiles y denigrantes; vistas desde fuera dan una visión retrógrada de la sociedad peruana actual. El problema es que quizás esa percepción siga siendo aún cierta: sexismo, clasismo y machismo siguen siendo el filtro práctico que organiza la interacción social y nos impide mirarnos como individuos, miembros de un colectivo, sin duda, pero ante todo únicos y diferentes y por lo tanto con derechos inviolables. Ser homosexual es una faceta más de la vida; ser diferente es la esencia misma de la vida.

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE