Misterios del Oscar

Cine

Streisand. Su película, “El príncipe de las mareas” tuvo siete nominaciones, incluso mejor película, y se fue a casa sin ninguna estatuilla.

Las siguientes son películas que hoy son clásicos absolutos: “Tiempos modernos” (1936) con Charles Chaplin. “Gilda” (1946) de Charles Vidor. “La noche del cazador” (1955) de Charles Laughton. “Senderos de gloria” (1957) de Stanley Kubrick “Tempestad sobre Washington (1962) de Otto Preminger. “Fahrenheit 451” (1966) de Francois Truffaut y “Malas calles” (1973) de Martin Scorsese. ¿Quiere usted creer que no recibieron postulaciones para el premio Oscar?
Mas difícil de creer que es que “Un americano en París” -ballet filmado- recibiera el premio a la Mejor Película de 1951 dejando a un lado, vencidas, dos cintas superlativas como “Ambiciones que matan” y “El tranvía llamado deseo”.

Deja atónito que “2001, odisea del espacio” (1968) de Kubrick no fuera elegida para mejor película y sólo ganara la estatuilla por efectos especiales. ¿Y qué nos dicen de “Taxi Driver” de Scorsese? Derrotada en 1976 nada menos que por “Rocky” de Silvestre Stallone.

Para caerse de espaldas. En 1973, el Oscar a la mejor película recayó en “El golpe”, comedia de música pegajosa. Entre las vencidas estaban dos excelentes filmes: “El exorcista” y “Gritos y susurros” de Bergman.

Se nos eriza el pelo cuando leemos que “Gente ordinaria” (1980) de Ronald Schwary venció como mejor película a “El hombre elefante”, “Quiero ser libre”, “Tess” y la formidable “Toro salvaje” de Martin Scorsese.

“Días de vino y rosas” (1962) de Blake Edwards fue reconocida solo en la categoría musical por la bella canción de Henry Manzini. Ciertamente, la espléndida caracterización de Jack Lemmon como alcohólico tuvo enfrente la portentosa actuación de Gregory Peck en “Matar un ruiseñor”.

“El príncipe de las mareas” (1991), espléndido drama sicológico dirigido por Barbra Streisand, recibió siete postulaciones, incluso mejor película, y se fue a casa sin ninguna estatua.

Una original, intensa cinta como “El piano” (1993) quedó rezagada como la mejor del año por el triunfo de un lacrimoso y repetitivo dramón del holocausto como “La lista de Schindler”. (Jorge H. Álvarez R.)

¿Y qué nos dicen de “Taxi Driver” de Scorsese? Derrotada en 1976 nada menos que por “Rocky” de Silvestre Stallone.

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE