Ciudad de plomo

Ecopolis Avatar

Probablemente muy pocos jóvenes peruanos conocen el triste y dramático historial de La Oroya, nacida al olor de metales fundidos allá en las alturas de la sierra central. Tal vez sean muchos menos quienes han estado alguna vez por allá; como para darse una cabal idea de lo que la actividad minera es capaz de hacer, no sólo con el pasado y el presente de un sufrido pueblo, sino también con su futuro. Intuyo que, por lo menos, habrán oido hablar de Doe Run y sus estrechos vínculos con Renco Group, manejada por Ira (pronúnciese “aira”) Rennert León, aunque tampoco creo aparezca en sus listas de contacto en las redes sociales.

Pero algo que no podemos dejar al olvido es que gracias a la actividad minera en La Oroya, el Perú se hizo de fama mundial por tener la ciudad mas contaminada del planeta, (aunque más que honor resultó toda una vergüenza mundial). Eran tiempos de la Cerro de Pasco Corporation. Luego de ser mal administrada por el Estado Peruano, la actividad se volvió a privatizar y cayó en manos de Renco Group, dueña de Doe Run, quien ha venido operando desde 1997 en La Oroya, continuando con la degradante actividad minera que llena de plomo los suelos, el aire y el agua de la zona.

El caso es que a pesar de las múltiples y reiteradas facilidades que el gobierno peruano le ha dado a Doe Run para que cumpla con implementar su Programa de Adecuación y Mitigación Ambiental – PAMA, ésta empresa no solo ha incumplido con dicha obligación; sino que, muy majaderamente, no quiere reconocer la deuda de 163 millones de dólares por incumplimiento, ni mucho menos los casi 900 millones de soles  que debe a Osinergmin, ni los 170 millones a la Sunat, ni mucho menos los 300 millones que tiene pendientes ante otros tribunales.

Pero eso no es todo. Esta irresponsable empresa (causante de la degradación ambiental de La Oroya y del plomo que llevan en la sangre mas de la mitad de niños oroyenses, niños que representan el futuro de La Oroya y del país) ha tenido la insolencia de demandar al Perú quejándose de “malos tratos” y se ha antojado de ser indemnizada, obligando al Estado Peruano a liberarla de toda carga y que la defienda ante terceros que la han demandado -aquí y en el extranjero-, además de solicitar un nuevo -y por demás insultante- plazo para su PAMA.  Simplemente de Ripley.  Pero la cereza que corona este nauseabundo postre de plomo provendría de las manos –poco virginales-  de nada menos que algunos de nuestros Padres de la Patria, quienes estarían viendo con buenos ojos eso de seguir sembrando plomo en nuestras ciudades, especialmente en la sangre de nuestros niños, ya que el plomo los vuelve estúpidos y necios, es decir, los convierte en electores perfectos.  Si le queda algo de sangre en la cara, el Congreso, en pleno, debería ponerse los pantalones (y no al revés) y mas bien exigir al trio Rennert/Doe Run/Renco Group, la inmediata implementación de su PAMA.  Caso contrario sólo nos quedaría decirle: “run, Doe Run, run!!”

8 respuestas a “Ciudad de plomo”

  1. Avatar Verónica dice:

    Todo esto que habla son palabras de un analfabeto, porque no conoce bien lo que la oroya es en la actualidad, hasta que el complejo estaba administrado por centromin perú todo era una calamidad ambiental, desde que Doe Run Perú inció sus operaciones controló las emisiones fugitivas eliminó varias chimeneas sólo quedó una la que es patrimonio de La Oroya terminó ocho de los nueve proyectos PAMA falta el 45% del último proyecto la ciudad de La Oroya es totalmente diferente a lo que pintan sus detractores, adjunto links para que salguen de su ignorancia. http://www.osinerg.gob.pe/newweb/pages/GFM/1526.htm
    http://www.doerun.com.pe/images/upload/paginaweb/archivo/15/Responsabilidad_Social_Corporativa_DoeRunPeru_Espanol.pdf
    http://www.doerun.com.pe/images/upload/paginaweb/archivo/15/Logros_Ambientales_de_DoeRunPeru_Espanol.pdf

  2. Avatar Michel dice:

    Tuve oportunidad de trabajar en La Oroya y el comentario no dice los casos de los mineros que mueren a los 55 años y de las madres que no pueden concluir sus embarazos. Tampoco dice nada sobre los efectos del agua contaminada rio abajo. La Oroya es un pueblo deprimente pero mas deprimente es ver a esa gente condenada a sobrevivir con el veneno y mas deprimente aun la inaccion del gobierno.

  3. Avatar Laura dice:

    No se puede ocultar el sol con un dedo. es evidente que hay personas que trabajan para Doe Run y es logico que echen barro al acertado comentario del Arq. Huaco porque ese el mundo donde se gente se arrastra dia y noche. La Oroya es una verguenza nacional, es impresentablle como ciudad y una calamidad socio-ambiental. El plomo en la sangre de los niños lo dice todo. Punto.

  4. Avatar Mauricio Huaco dice:

    Es evidente que cuando de pone el dedo en la llaga infectada, salta la pus.
    La Oroya es un claro ejemplo de lo qur no debemos hacer ni permitir.

    Recomiendo revisar los siguientes links para terminar de desenmascarar y desasnar a quienes pretenden ocultar la verdad:

    http://www.larepublica.pe/27-03-2012/premier-valdes-gobierno-no-permitira-que-doe-run-siga-contaminando-mas http://www.spda.org.pe/_data/publicacion/20060804105408_.pdf

  5. Avatar Manongo dice:

    Y como le quedo el ojo a Veronica ahora que Doe Run se liquidara???
    Obviamente la analfabeta insolente lamepies es ella. No queda duda que la mona con plata baila.

  6. Avatar Verónica dice:

    Mira murciélago, Doe Run se podrá liquidar pero el complejo nunca dejará de funcionar este complejo metalúrgico, es el único en sudamérica y con otro operador volverá a funcionar y que dirásn ustedes ¿la gente sigue viviendo con su veneno? son tan imbéciles que no saben que un veneno te mata? toda la gente ya estaría muerto, busquen a los jubilados de la cerro de pasco coorporation siguen vivos lo que pasa aqui hay interese políticos y busquen información y no mueran en su ignorancia.

  7. Avatar Cool Makul dice:

    The lady has no idea whatsoever about carcinogenic from La Oroya fumes. Any operator can sure clean operation while costs to reduce emissions will end in unbearable economic figures. At the end Doe Run followers still amongst the most illiterates to whom a couple of coins in the pocket are better than any healthy environment., something that Ira Rennert refuses to face at all times. Good article Mr. Huaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE