De vuelta al barrio

Confesión de parte

Heme aquí, aquí heme; -como dijo Joao Álvarez Cabral cuando descubrió Brasil-, escribiendo nuevamente en el Semanario El Búho después de un receso; y en este largo tiempo oprimidos; casi tres meses, sucedieron muchas cosas dignas de comentar. Pasamos una Navidad más, con la alegría de la compañía familiar, principalmente de aquellos que desde otros confines del mundo nos visitan. De refilón, entramos al 2012, con la esperanza de que las cosas mejoren para todos en este conflictivo planeta; pero lo que observamos es una aguda crisis económica en los países del llamado primer mundo. Después de EEUU, Europa dejó de ser el lugar del bienestar social; muchos países de la comunidad europea, están quebrados; acabó el milagro económico; ahora no hay compasión con los caídos; los gobiernos aplican a rajatabla las recetas del FMI, con los recortes a los programas sociales y el ajuste a los trabajadores para salvar el dispendio de los banqueros; los efectos los conocemos en carne propia.  Aquí estuvo Marco Arana encabezando las comunidades cajamarquinas en una marcha de nueve días en defensa de las fuentes de agua que pretende eliminar la minera Yanacocha con su “proyecto” Conga. En realidad, hasta ahora, la más legítima y contundente expresión de un pueblo frente al saqueo de las inversiones extractivas. Y hablando del agua, este año, las riadas no nos han dado descanso, hemos tenido verdaderos aguaceros, no hay casa, barrio, o comarca que no haya sentido el furor de Neptuno, de Yemanyá, o de la Candelaria; todo se agrava por la negligencia, ineptitud e improvisación de las caricaturas de gobernantes que tenemos como autoridades ediles. En otro escenario, sigue la carrera de los republicanos por la sucesión en la Casa Blanca para enfrentar a Obama. Cada uno más retrógrado que el otro; tanto, que el rival de Romney, principal candidato de oposición, es Nick Santorum (que de santo no tiene nada) representante de un grupo fundamentalista católico como los Legionarios de Cristo o el Opus Dei. Por nuestros pagos, Ollanta se quitó la careta de izquierdista y mostró su verdadera faz: un avivado más, igual que Fujimori y Alan; dejando en la estocada a los caviares, quienes se irrogaban como representantes de La Izquierda, y ahora vienen con la tesis de que “Ollanta ha sido secuestrado por derecha”; ¡qué candidez!, por no decir otra cosa. Hasta hoy no entiendo como gente inteligente y mayormente íntegra haya podido embarcarse en un proyecto, cuya única gran transformación, ha sido un viraje hacia la derecha más recalcitrante, o DBA; han tenido que botarlos con una patada en el culo (Hildebrandt dixit), para darse cuenta; y lo peor es que algunos han perdido cualquier asomo de dignidad y continúan haciendo la corte al putchista. (No se confundan, queremos decir golpista). Y hablando de putchista, el hermanito de sus aventuras, Antauro, causante del asesinato de 4 policías, sigue dando que hablar, pues no hay jaula que lo pueda retener. Ahora que el hermanón está en Palacio, hace lo que le viene en gana, falta poco para que pida su reincorporación al ejército con el grado de general. El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, estuvimos recordando a María Elena Moyano, ejemplo de consecuencia, al recordarse 20 años de su asesinato por las hordas demenciales de Abimael. Hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE