Fundación mítica de Arequipa

La Revista

Uno de los relatos sobre la fundación de Arequipa –sin lugar a dudas, el mito que más hondo ha calado en nuestra imaginación- refiere que el Inca Mayta Capac, una vez conquistadas “las provincias de Chumbivilcas y Collaguas, hizo alto con su ejército en el valle del Chili.

Afirma que por entonces no tenía nombre, pero que, como dice fray Antonio de la Calancha, sus huestes le pidieron quedarse aquí, a lo que contestó el Inca: ‘Ariqquepay’ (sí, quédense).” Figura en el artículo de Guillermo Galdós recogido en Historia General de Arequipa.

Galdós señala y critica aquello que Ventura Travada y Córdova, basado en el Inca Garcilaso de la Vega, escribiera en El suelo de Arequipa convertido en cielo. Esto según la etimología quechua de Arequipa, pues la aymara (“trompeta sonora” o “detrás del pico”) nos trazaría derroteros distintos.

Según el cronista cusqueño, “Halló el valle de Arequepa sin habitaciones, y considerando la fertilidad del sitio, la templanza del aire, acordó pasar muchos indios de los que había conquistado, para poblar aquel valle. Y dándoles a entender la comodidad del sitio, el provecho que se les seguiría de habitar y gozar aquella tierra….

Lea el artículo completo en la edición impresa o descargue la versión digital: [purchase_link id=”46817″ style=”” color=”” text=”Comprar con Paypal”]

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE