Madre, hay más de una

La Revista Avatar

Emiliana tiene 10 hijos. El último, Jhonatan, la acompañará siempre, pues no puede valerse por sí mismo. Ella lo sabe y no se queja.

Ser madre es una condición natural del género femenino que, no por eso, resulta fácil. Desde el embarazo, pasando por el parto, el sostenimiento y la crianza, hasta la inevitable separación, son tareas que exigen una gran fortaleza física y de ánimo; considerables cuotas de aplomo y  paciencia, en una palabra, coraje.

La única recompensa es el cariño de los hijos, no siempre expresado de manera suficiente y oportuna. Lo saben y lo viven a diario las madres ejemplares que aquí les presentamos, como otros tantos millones de mujeres que realizan proezas anónimas en nombre de ese insondable milagro llamado amor maternal.

MADRE ESPECIAL

En el cruce de la Av. Juan de la Torre con la calle Jerusalén, Jonathan se oculta detrás de una columna saliente, a pocos metros del puesto de periódicos que por largos 27 años su madre Emiliana ha levantado todos los días. “Mi hijo es un niño Down”, dice Emiliana, un poco afligida y haciendo pausa mientras cuenta el poco dinero de la venta de la mañana. La timidez hace que Jonathan, de 10 años, juegue sólo….

Lea el artículo completo en la edición impresa o descargue la versión digital: [purchase_link id=»46819″ style=»» color=»» text=»Comprar con Paypal»]

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE