Bullying incrementó alarmantemente en colegios de Arequipa

Noticias

No toleró más. Un menor de 13 años cansado de los abusos que recibía por parte de sus compañeros de clase decidió envenenar su propio refrigerio. Pese a que el menor se arrepintió y advirtió a sus atacantes, uno de ellos decidió comer una galleta emponzoñada.

Al poco tiempo, el menor empezó a padecer dolores de estomago y tuvo que ser trasladado al hospital, donde le hicieron un lavado gástrico de emergencia. Este es uno de los tres casos de bullying que la Gerencia Regional de Educación viene investigando desde el año pasado.

La fiscal Cecilia Ampuero, señaló que pese a que el abuso en los colegios ha incrementado, las denuncias aún son escasas. “Lo primero que se debe hacer es acudir a la dirección del colegio, si es que estos no actúan, pueden acudir a la Fiscalía”, advirtió.

La fiscal explicó que el bullying siempre ha existido en los colegios, pero en los últimos años incrementó a un nivel exponencial, antes sólo eran insultos pero ahora el nivel de agresión es tan alto que la victima llega al suicidio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE