Alfeñiques

El Espantacuervos Jorge Alvarez Rivera

Colegio de la Independencia Americana

Resulta conmovedora la repentina disposición de los congresistas por Arequipa para inmiscuirse en el problema del colegio “Independencia Americana”. Como si de pronto vistiesen el clásico uniforme caqui, Ana María, Gustavo y Justiniano dicen haber llamado, coordinado, pedido, solicitado y gestionado la solución a la crisis que viven los más de mil alumnos  de “La I” que desde hace dos años no tienen un plantel decente donde estudiar. Sacando cuentas, esos muchachos que hoy son promoción en el 2016 serán mayores de edad. Potenciales electores a fin de cuentas.

El alcalde de Arequipa también quiso meter sus bigotes en el tema, incluso asegurando que sacaría plata de una obra ya licitada para ponerla al servicio de la reconstrucción, ignorando procesos para poder hacer semejante cosa, cayendo en una demagogia que le valió que los colegiales, en un arrebato excesivo, quemaran el acta firmada con Zegarra. El gobernador de Arequipa también trató de ayudar enviando un fax a la capital. La tecnología al servicio de la resolución de conflictos.

Recién el jueves 12 de julio se concretó (en Lima por supuesto, Mahoma nunca va hacia la montaña) la reunión entre alfeñiques, sus profesores y la ministra de Educación, Patricia Salas, quien ya les tenía preparada la noticia de la próxima puesta en marcha de la reconstrucción de su emblemático colegio, con maqueta y todo. Foto para la posteridad y donde estaban, oh sorpresa, el presidente regional de vacaciones, Juan Manuel Guillén Benavides, quien hace un alto a su tratamiento contra el cáncer para estar allí donde hay solución. Lo acompañaba el Jefe de Prevención y Gestión de Conflictos del Gobierno Regional de Arequipa (sí, larguito el nombre), Berly Gonzáles Arias, aunque no queda claro el papel de su jefatura en el problema en cuestión, mucho menos cuando solo aparece en el momento de la sonrisa Kolynos y no cuando la foto es un cúmulo carpetas amontonadas en la Av. Independencia.

Les han dicho majaderos por eso, por bloquear las vías y mostrar con fiereza su disconformidad por estar estudiando hacinados en ambientes separados con triplay. Incluso hay quien ha pedido que se cambien las leyes para que sean detenidos siendo menores de edad. En el colmo del hervor, hasta justifican que se haya detenido abusivamente al teniente alcalde del colegio, Darío Centeno, quien fue sacado del lugar por unos policías que no tenían idea de cómo manejar este asunto cuando de niños se trata. Quien autoriza la violencia contra un menor de edad, en las circunstancias en que demandan algo a todas luces justo, pues tiene un problema espantoso de autoestima. Si te pegaron de chibolo y crees que ese es el camino pues revísate bien y cuídate de no repetir los errores de tu padre en tus hijos. En serio, no se hace.

El Independencia  es parte de ese sospechoso proyecto de “colegios emblemáticos” iniciado por el ex presidente García, el cual podría ser la causa de que se le abra una acusación constitucional junto a su ex ministro de Educación, José Antonio Chang. La empresa que debió reconstruir “La I” es ahora investigada por no cumplir con el trato que le adjudicó a dedo, como parte de ese maretazo de decretos de urgencia con el que se gobernó al país en el segundo mandato aprista. Ojalá que esto proceda y se castigue con firmeza a quienes han lucrado con el punto más débil de la sociedad nacional: la educación de nuestros niños.

Será un gran paso para detener la impunidad. Pero trágicamente el problema académico no se arreglará con mejores paredes y frontis reluciente. Les toca a esos docentes que apoyaron la protesta empezar una renovación también en su forma de enseñar. Que se modernicen en su pedagogía y que levanten nuevos muros de conocimiento y análisis. Que sean libros y no piedras los que lleven las manos de esos alfeñiques de la nueva generación. Si eso no ocurre de nada va a servir que les pinten la fachada y les hermoseen el patio. Una mejora significativa en su calidad académica será una verdadera revolución.

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE