PATENTE DE CORSO

El regreso

El tradicional Corso de la Amistad que corona las celebraciones por el aniversario de Arequipa, siempre fue el atractivo principal para los arequipeños y aun cuando todo tiempo pasado fue mejor, los sucesivos alcaldes lo han organizado cada quien a su manera y como salga.

Este año no fue la excepción y aun cuando de este alcalde se puede esperar cualquier cosa, prefiero hablar de la televisión arequipeña, a propósito que en este aniversario hubo una trasmisión en vivo y en directo a través de Willax TV en enlace con el canal TV Mundo de Arequipa y los arequipeños que vivimos en Lima, pudimos ver, comentarios aparte, la interminable fila de danzantes, bailarines, bandas y carros alegóricos a lo largo de la avenida Independencia ante un público que colmó las calle en un verdadero ambiente de fiesta.

Desconozco quiénes fueron las encargadas de la trasmisión, tal vez algunas coleguitas algo desinformadas que desde su mesa de trasmisión trataban de explicar lo inexplicable apelando a lugares comunes y frases hechas, de esas que se dicen en todos los desfiles; pero eso no fue lo peor, sino que de rato en rato, se enlazaban con un par de muchachones fronterizos que con micrófono en mano trataban de hacerse los graciosos, imagino que con el afán de entretener a la teleaudiencia.

En un momento, uno de ellos intentó tomarle el pelo a un miembro del grupo de danzas de Polonia que obviamente no hablaba nada de español y el “entrevistador” que tampoco hablaba nada de buen español y mucho menos algo de inglés, al ver que no lo entendía, optó por hacerlo repetir: ¡Viva Arequipa! Esos fueron los encargados de trasmitir el Corso a nivel nacional.

Hace unos meses atrás, en el Facebook alguien solicitó “una chica de buena presencia” para un noticiero de un canal local, es decir un busto parlante que lea el teleprompter y que no piense. Se me ocurrió comentar que lo mejor era buscar una periodista, ya que se trataba de un noticiero, una profesional que además sepa comentar, más allá de leer lo que otros escriben y que pudiera eventualmente entrevistar a alguien. Casi de inmediato un sujeto me contestó que yo no sabía nada de periodismo y mucho menos de televisión y que lo que ellos querían una cara bonita y punto.

En efecto, yo respondí que no sabía nada de periodismo y mucho menos de televisión, y me quedé pensando que sí pues, la gente que “sabe” de televisión en Arequipa quiere eso precisamente, una televisión mediocre, gris y lo suficientemente vacía como para complacer a su teleaudiencia. Una televisión que ha ido deteriorándose paulatinamente, con administradores de los canales que no invierten un sol en mejorar su infraestructura o equipos, y mucho menos en pagar mejor a sus periodistas.

Las pocas veces que he podido ver los noticieros televisivos de Arequipa, me han dejado una sensación de vacío y de vergüenza ajena por el nivel de periodismo que se hace, con notas mal redactadas y noticias intrascendentes; o uno que otro colega, de esos que se ponen corbatas horribles y pontifican sobre el acontecer local como si fueran los fiscales de la Nación, sintiéndose poderosos, dueños de ese poder chicha que les otorga la pantalla. Es la patente de corso que les da el poder efímero de un espacio en la televisión.

Una respuesta a “PATENTE DE CORSO”

  1. Federico Rosado dice:

    Hola Omar.
    El periodismo, pues, ha cambiado. Como Arequipa. La diferencia con el periodismo de Lima, es mejores sets, más equipo de producción, más presupuesto… ah, me olvidaba, más manipulación informativa. Eso no descarta que el periodismo en Arequipa sea mediocre, lo admito, pero creo que sería bueno que la opinión tome la realidad, mejor, la precariedad con la que se hace o intenta hacer televisión. Saludos y cuando vengas “abisa” para conversar.

    Fico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE