"17 cuentos peruanos desde Arequipa", artículo escrito por Jorge Monteza

Cultural

 

Para quienes siguen la producción literaria en Arequipa es bastante evidente, en la actualidad, un auge en la narrativa. Tenida siempre como la hija menor en un lugar tantas veces proclamado como tierra de poetas, la narrativa crece. La antología 17 cuentos peruanos desde Arequipa (Arequipa, Ed. Tribal, 2012), en mi modo de ver,  expresa este síntoma de auge. Hace solo diez años este trabajo hubiera sido difícil de realizar por la escasez de libros publicados en el género narrativo. Siendo esto más o menos evidente, quisiera ocuparme de otro valor de este libro: un cierto sentido expresado en el título 17 cuentos peruanos desde Arequipa, que se contraviene y se opone, felizmente, a una vieja idea de peruanidad nacida ya en la colonia, un antiguo prejuicio: la idea de que Lima es el Perú. Lo cual se puede evidenciar en el ámbito político, económico, cultural, etc.

Para ilustrar esto en la literatura, que es parte del  ámbito cultural, recuerdo la siguiente anécdota: hace unos cuatro años, curiosamente en la primera FIL (Feria Internacional del Libro) en Arequipa, en mi recorrido por los stands encontré un libro que me llamó mucho la atención; llevaba el título de Selección peruana (Lima, Estruendomudo, 2007); en la portada, una foto del futbolista Reimond Manco, que entonces estaba de moda, se lo veía alzándose la camiseta después de hacer un gol y exhibía en el polo interior el mensaje: “lo justo tío Pacori”. Este libro, sin embargo, no se trataba de fútbol sino de una antología del cuento peruano. Y el mensaje en el polo de Manco, suponemos, trataba de expresar la idea de justicia en la selección de los cuentos. Hasta ahí todo era interesante y agradable. La desazón vino después de leer el libro o después de ver solo el índice; pues, todos los escritores que figuraban bajo el título de selección peruana eran limeños; salvo uno, que había nacido en Loreto pero creció en Lima y su cuento, en efecto, era más limeño que una combi asesina. Los cuentos, en su mayoría, guardaban una notable calidad, por lo que no discutiría eso sino el ámbito de selección. Ahora, esta es una de tantas antologías de literatura peruana que se hacen en Lima y comparten el mismo criterio y abundancia de escritores limeños. Es notorio que en esto hay una manera sesgada de entender al Perú que proviene desde este antiguo prejuicio y no desde idea de selección justa. Muy atinadamente el editor y compilador, José Córdova, se ocupa de este problema en el prólogo.

No obstante, la importancia de la producción literaria para un lugar va más allá del reconocimiento de sus autores. Tiene que ver más bien con la formación de discursos artísticos e intelectuales que son los que dan la idea de qué es ese lugar. En términos claros, no da identidad, y consecuentemente se oponen y resisten de invisibilización de las periferias que, en este caso solemos llamar, centralismo cultural.

Este es un libro que contiene autores y cuentos clásicos en la literatura peruana como los consagradísimos Cara de ángel de Oswaldo Reynoso o El desafío de Mario Vargas Llosa. Contiene otros no tan celebrados pero de una calidad superlativa; como por ejemplo Detrás de la calle Toledo de Teresa Ruiz Rosas, Gastrosofía de Carlos Herrera o el cuento Mateo Yucra de Juan Pablo Heredia, que desde el punto de vista del género son tan y quizá más logrados que los anteriores. Se ha dicho ya, y es bueno tenerlo presente, que la calidad, y más aún calidad artística literaria, no siempre se corresponde con la celebridad y a veces ni siquiera con el reconocimiento. Hay otro grupo de cuentos más recientes y, por eso mismo, medio desconocidos en el ámbito nacional, pero que son de un valor notable, y que al ser incluidos en esta selección ese valor adquiere un reconocimiento. He aquí el gran aporte de esta antología. Está logrando que el valor cultural, representacional, identitario; conjuntamente con la calidad literaria provenientes “Desde Arequipa” se reconozca y sea reconocida como peruana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE