Anima este huaco y hazle una canción

2335

 

Cada Día Internacional de los Museos, se anuncia el ingreso libre o con descuentos a estos recintos de nuestra ciudad. Los agentes turísticos quieren que nuestros visitantes permanezcan en Arequipa más tiempo que el promedio, 1.7 días. Tenemos padres preocupados porque sus hijos cultiven su identidad ante este mundo cada vez más conectado y que requiere un equilibrio entre lo global y local. Una carencia reconocida de nuestros museos es la falta de recursos y poca difusión, así como su desconexión con la comunidad.

Una receta de solución puede ser “ponga en la licuadora unas piezas de museo y cantantes pop, preséntelos animados”. Sale algo como Tikitiklip.

Este microprograma tuvo una temporada con personajes basados en la artesanía tradicional chilena y otra con piezas precolombinas como protagonistas. Se apropia de algunas reglas usadas por corporaciones hollywoodenses. Se suelen lanzar películas con una estrategia comercial más allá de la exhibición, consideran juguetes, libros, videojuegos, ropa y hasta muebles basados en carismáticos personajes. Los niños, ante películas como Cars o Transformers, llegan a sentir apego por sus personajes, imaginan nuevas historias y quieren aprender de sus universos. Podemos adaptar una estrategia, originalmente construída para el consumismo, para fines inclusivos, interculturales.

El Informe sobre Programación Cultural en Televisión Abierta, a cargo del Consejo Nacional de Televisión (Chile) presenta a Tikitiklip como:

Serie infantil animada financiada por el Fondo CNTV 2007, cuyos personajes protagónicos son piezas del Museo de Arte Precolombino de Santiago. A través de un cuento musicalizado o videoclip, los personajes relatan historias ligadas al mundo de los pueblos originarios, dando a conocer símbolos y significados de nuestros antepasados. El espacio, además de transmitir información e impulsar el conocimiento sobre las culturas precolombinas, aborda en cada capítulo una historia particular que habla sobre relaciones y conflictos propios de los niños, así como también la relación y responsabilidad con la naturaleza y temas relativos al desarrollo de los infantes. De esta manera, el espacio permite generar un vínculo lúdico y emocional entre los niños y el arte precolombino, lo que es un aporte valioso para que los más pequeños tengan interés por conocer más de estas culturas.

La temporada precolombina es protagonizada por Inés, una niña inquieta que imagina historias con los objetos que su padre, un arqueólogo, estudia. Nuestras culturas tenían una relación muy intensa y armoniosa con la naturaleza, por lo que estas historias también pueden servir para abordar temas medioambientales.

Mis Tikitiklips preferidos son:

Colibrí y la lluvia, interpretado por Gepe (que acaba de lanzar un nuevo disco). Basado en la Pintura Cerámica de la Cultura Nasca.

Niño Samik, interpretado por Javiera Mena. Basado en la cerámica de la Cultura Chorrera.

El Jilakata y la llamita, interpretado por Ismael Oddó. Basado en los textiles, el sitio arqueológico y la cultura Tiahuanaco.

Las producciones millonarias gringas pueden cerrar el círculo consumista con parques temáticos como los de Los Simpsons, Harry Potter o Disneylandia. Volvemos a la triste realidad cuando nos preguntamos si nuestros museos podrían dar la talla como espacio temático de tan variadas culturas. Con el mísero presupuesto y preparación con que cuentan nuestros museos, vuelve a ser urgente invertir en ellos. En las quejas sobre los museos se menciona mucho la difusión, pero sin la debida gestión museística, solo tendríamos decepciones. Con estas líneas, me gustaría involucrar a los agentes turísticos, para unirse a padres, educadores y vecinos en general en la gran tarea de repensar nuestros museos y que estos dejen de ser pasivos escaparates del pasado. Sus queridos turistas y asistentes a convenciones les estarían agradecidos y dejarían a cambio coloridos billetes.

A ratos pienso en TVUNSA como una canal de TV experimental donde, colaborando con una escuela de negocios, su facultad de turismo, la de educación y otras instituciones/empresas, salgan al aire iniciativas como esta y que se complementen, para empezar, con el museo que administra.

Un saludo a las mentes creativas locales que puedan apropiarse de estas ideas tan graciosamente ejecutadas en nuestro vecino país.

Esta columna se publica bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE