Dueño de nada

El Espantacuervos Jorge Alvarez Rivera

Alfredo Zegarra Tejada

Hacer lo que me da la gana podría interpretarse como una forma de poder. Parar y sentar a quien se le antoje significaría felicidad para quien piensa que allí radica el control. Y seguramente así era en tiempos más violentos, donde un emperador solo tenía que guiñarle un ojo a su escudero más leal para que este le arrancara la cabeza al primer infeliz que lo mirara feo. “Oh, qué poderoso es nuestro señor” dirían los testigos de semejante demostración.

Pero vivimos otros tiempos en los cuales hay un ordenamiento que respetar. Parámetros que hemos aceptado cumplir como condición para vivir en civilidad. Las autoridades electas son las primeras en velar por que estas cosas se cumplan en beneficio de una ciudad que, en su enorme heterogeneidad, requiere de estas convenciones para no decapitarnos los unos a los otros.

Por eso resulta doblemente espantoso que sea Alfredo Zegarra el primero en pasar por encima, tipo bulldozer, sobre las normas. Lo que ocurre hoy con la Av. Tacna y Arica es consecuencia de lo que ya había hecho con el Palacio Metropolitano de las Bellas Artes (sí, donde cantó el Puma) y el Balneario de Tingo. Su “entusiasmo” lo lleva a hacer y deshacer unilateralmente, a sentirse dueño de la ciudad. Pero en realidad (volviendo al Puma) es dueño de nada. Un arlequín que hace temblar, no una piel sin alma, sino un sistema democrático creado precisamente para que nadie se pase de vivo.

Es cierto que existe una burocracia espeluznante en el Ministerio de Cultura. No es posible que temas domésticos como el asfaltado de una calle requieran enviar un papeleo tremendo a Lima. La Dirección Regional de Cultura, con sus estrecheces y carencias, puede tranquilamente hacerse cargo de algo semejante, agilizando los trabajos y velando siempre porque se hagan las obras respetando el entorno patrimonial de la ciudad. Sin embargo, mientras eso se resuelve hay que acatar sus disposiciones, esperar con algo de paciencia sus resoluciones y entonces empezar. El alcalde sabe perfectamente lo que pasa cuando no se ciñe a esas reglas. Ahí tiene un proceso sancionador con su nombre, que seguramente le costará varios miles al contribuyente arequipeño. Gracias por eso, Alfredo.

Lo más trágico de su desobediencia, con el torpe argumento de “la ciudad es primero”, es el precedente que deja. Hoy, los cientos de ambulantes que invaden las calles de Arequipa en fiestas navideñas, tampoco van a esperar que Zegarra les diga dónde y cuándo se tienen que instalar. “No chochera, mi familia es primero”. Y que empiece la anarquía. Su mal ejemplo sirve de excelente argumento para emular ese comportamiento en su contra. Y por ende en contra de toda la ciudad.

Su voluntad de hacer bien las cosas puede discutirse, sobre todo tomando en cuenta que ya viene con los peores antecedentes en su respeto por el patrimonio. Pero tampoco creo que haya que cerrarle las puertas. Y esta vez no ha sido la Dirección Regional de Cultura la que lo ha hecho. Ha sido él mismo, en su prepotencia y convencimiento de ser el dueño de todo.

Zegarra no es Susana Villarán ni mucho menos. Tampoco tienen porqué serlo. Cada ciudad con sus problemas y su gente. Los ambulantes que se vienen no son los delincuentes de La Parada.  Y la DRC no es Marco Tulio. Respete a las instituciones y gánese el respeto de quienes creen que es solo el arlequín. Todavía puede.

2 respuestas a “Dueño de nada”

  1. Avatar otorongo dice:

    Es Usted muy cándido cuando piensa que el Guazon va hacer acto de contrición, para
    él la ciudad es un pretexto para cuidar su billete, comunica que no lo dejan trabajar para que se diga que es eficiente y el INC ineficiente, al diablo reglamentos por que son un obstáculo para el funcionamiento de su mafia, llamemos al pan: pan y al vino: vino, este es un delincuente y hay que tratarlo como tal.

  2. Avatar carlin dice:

    Completamente de acuerdo con el comentario de ‘otorongo’.

    Tratemoslo como lo que es… un delincuente./

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE