Entrevistas del festival de poesía, por Paolo Tizón y Gerardo Chávez

Cultural

 

Maurizio Medo (Izq.) y Gonzálo Ramírez (Der.)

Nuestros colaboradores Paolo Tizón y Gerardo Chávez Lazo, realizaron dos entrevistas durante el Festival de poesía realizado en Lima del 7 al 11 de noviembre. Maurizio Medo y Gonzalo Ramírez Quintero comparten con nosotros sus distintos puntos de vista.

Del 7 al 11 de Noviembre, se realizó en Lima el III festival de poesía y reunió a más de 20 escritores latinoamericanos en la capital, entre ellos se presentaron los poetas César Belan (Arequipa)  y José Ignacio Infantas (Cusco). En el marco del festival tuvimos la oportunidad de entrevistar a varios artistas, entre ellos a Maurizio Medo (Lima), escritor que también participó en el festival y reside en Arequipa hace ya varios años, y a Gonzalo Ramírez Quintero (Venezuela), escritor que también participó en el festival.

 ENTREVISTA MAURIZIO MEDO

Maurizio Medo presentó su libro Homeless Hotelen Lima y ha publicado varios otros, entre los más importantes están: Un limbo para Sofía, Manicomio, País imaginario, El hábito elemental.

¿Cuál es tu opinión acerca de la realización del festival de poesía en la capital? Es decir, ¿existe una verdadera difusión cultural entre el centro (la capital Lima) y la periferia(todas las provincias)?

Yo no creo tanto en esa dicotomía centro-periferia. En ese sentido yo creo que el fenómeno de la virtualización del espacio ha ayudado mucho. Si este festival  se ha hecho en lima, en provincia hay una feria del libro. Es difícil que se den festivales de poesía en Latinoamérica exclusivamente de poesía. Normalmente la tendencia es que estos tipos de certámenes  se desarrollen en la capital, entonces yo creo que simplemente es una circunstancia. No, no caería en el polvorín de centro/periferia, de todo a favor de la capital en contra  a la provincia.Yo seríamás prudente en eso.

Hablamos con la poeta Vana Andreini (participante también del festival) y nos habló sobre el caso de Argentina, donde si  no suenas, si no te leen, sino te publican en Buenos Aires, no existes. ¿Crees que esto también se aplique en aquí?

No es el caso del Perú. Una cosa es hablar de Buenos Aires, la pequeña  París, que de alguna manera  es un centro cultural que no tiene comparación en toda América Latina. Otra cosa es hablar de Lima, que es una ciudad que se ha ‘provincializado’ en los últimos diez años. Yo no creo que alguien tenga que publicar en Lima para existir como escritor. Un ejemplo claro: en los últimos años que he dejado de publicar en Lima es cuando mi obra ha sido difundida como mayor rigor e intensidad en otros países. Soy un limeño que no publica en Lima y eso no significa nada. Me parece que mitificamos mucho, y es el tema que trata mi último libro.

Surgen espacios virtuales como blogs, Facebook, Twitter, etc. que significan un soporte alterno donde publicar se ha vuelto más accesible y rápido, ¿crees que de verdad han servido para una especie de democratización del arte?

Creo que los blogs pueden ser un espacio alternativo interesante. Yo pienso que internet, como lo es la lengua, pude ser la mejor o la peor de todas la cosas. El problema es  que no hay un control de calidad, el espacio se democratiza pero también se anarquiza en función de un canon. Es decir en función ciertos parámetros que te permitan decir si aquello escrito es bueno o malo. Se vende mucho gato por liebre.

¿Tú pondrías tu libro completo en internet, en un formato PDF?

No. Yo creo en el libro como objeto, el hecho de abrir el libro, de tenerlo. Es muy subjetivo porque si, definitivamente  es una herramienta válida, el libro virtual. A mí no me gustaría. No soy un autor de mayorías, me interesa llegara quien realmente le interesa la escritura, y esta expectativa está siendo satisfecha  a través del libro. Por ahora no tengo la necesidad de pensar en otro soporte.

ENTREVISTA A GONZALO RAMIREZ QUINTERO

Gonzalo Ramírez Quintero es parte de la mesa de organización del comité de organización de la feria internacional del libro en su país y del festival mundial de poesía también en Venezuela. Ha publicado el libro Ciudad sitiada.

En Perú existe una política centralizada respecto al arte, este festival no se difunde mucho fuera de Lima ¿Qué opina sobre la realización del festival de poesía del país en la capital? ¿Cómo lo vive desde su perspectiva como poeta?

Yo te puedo hablar además, pues tengo la experiencia muy en lo vivo, ¿no?, desde hace ya tres años formo parte de la mesa técnica del Festival mundial de poesía en Venezuela, es decir, cuando digo mesa técnica quiero decir el comité coordinador. El festival nuestro tiene por supuesto eventos en la capital, en Caracas pero también tiene presencia en todo el país, en todos los estados de Venezuela. Por supuesto que en las capitales de los estados.

¿Cómo son los eventos en provincia?

El festival es uno absolutamente extendido por Venezuela, no hay un solo estado que no cubra.

¿Como una gira?

Claro, van poetas de Europa, del Caribe, nuestra América, pues es mundial y se trata de cubrir todos los continentes. Cada uno de los poetas invitados se desplaza a dos estados y está perfectamente calculado para que se difunda. Yo creo que un verdadero festival de poesía no debería restringirse a la capital del país.

Ahora surgen nuevos espacios de difusión y debate como los blogs y Facebook. Desde tu perspectiva como poeta, ¿cómo crees que ayuda a la democratización del arte el Internet?

Te puedo hablar desde una perspectiva personal pero que me une a mucha gente. Ustedes saben perfectamente que en los 60’s, la década del siglo pasado, hubo una suerte de…gran optimismo continental, es decir que los libros mal que bien circulaban. Desde Venezuela uno podía estar al tanto de lo que pasaba en la poesía peruana, argentina. Eso… [pausa] con el auge del neoliberalismo, un poquito mas atrás, desde los 80’s hubo una balcanización ¿no? Yo creo que internet ha permitido que la gente se reconecte¿no?, no es todo lo democrático que debiera ser, yo quisiera que sea una herramienta que te puede dar a conocer libros enteros, como el PDF, pero todos sabemos que todo no está en Internet, aún;pero si ha permitido-y esto lo creo con mucha convicción- que la patria grande vuelva a reconectarse. Entonces ahora yo puedo estar, noexhaustivamente al tanto, pero más o menos al tanto de las nuevas voces, en las paginas, en los blogs, etc. Yo a Maurizio Medo (poeta peruano que reside en Arequipa) lo descubrí por internet. La primera vez que lo leí, por una de esas casualidades de la vida, me llegó Manicomio por una página. A Reinaldo Jiménez también lo leí por vez primera por internet. Ha servido, está sirviendo evidentemente.

Acá en Perú no hay mucha integración a nivel país y los festivales son bastante locales y centralizados, los poetas solo se leen entre sí y este tipo de eventos no se difunden ni distribuyen como deberían.

Ahora les hago una pregunta a ustedes, ¿Arequipa tiene un festival por ejemplo?

Tiene, pero no recibe mucha acogida. El público que se reúne es más o menos el mismo y tampoco existe una intención de crear un ambiente ni difundirlo.

Ah, no hay intento de hacerlo…

¿Actualmente tú tienes algún espacio virtual donde publiques? ¿O participas con regularidad en discusiones por Internet?

Yo tengo Facebook, blog no tengo. Tuve la intención de abrir uno. Yo dirijo una revista en Venezuela de crítica cultural que se llama Diacrítica, que pronto va a tener un blog pues, ese sería también un espacio de difusión.

Vana Andreini (poeta argentina que también participó en el festival) nos estuvo contando que en Argentina, si no suenas en Buenos Aires, si no te leen en Buenos Aires, si no te publican en Buenos aires, no existes. ¿Cómo es en Venezuela?

Eso era exactamente igual en Venezuela –ya y tengo que hablar políticamente, no puedo hacerlo de otra manera- hasta la llegada de la revolución bolivariana. Uno de los propósitos culturales de la revolución fue darle un sólido rembolso a las editoriales que ya existían y crear una nueva editorial, se llama el Fondo editorial del perro y la rana. Se maneja desde la premisa de un manejo patrimonial, quiere decir que los nuevos autores tienen la posibilidad de poder publicar sus libros con fondos del estado. Además hay una cosa adicional: hoy en Venezuela existe una red de librerías del estado que está en cada una de las ciudades, hay estados en los que hay hasta dos librerías, eso ha sido un logro de la revolución bolivariana. Pero si se quiere emprender verdaderamente una editorial consistente, todos lo sabemos, tiene que ser  una inversión a fondo perdido, algo que horroriza a los neoliberales, no es algo que vas a recuperar inmediatamente, sino de otra manera. Los libros del perro y la rana oscilan entre 2 y 7 bolívaresfuertes (a un dólar cada libro). En Venezuela, literalmente, el que no lee es porque no quiere, pues hay posibilidad de acceso.

Otra cosa importante fue una revolución educativa muy seria. El gobierno descubrió que no podía extender la escolarización de la educación de la inmensa mayoría del pueblo sino buscaba mecanismos educativos diferentes a los del sistema educativo formal. Por eso a partir del año 2003 se crearon unos mecanismos, instrumentos que se llaman instituciones sociales que caminan junto a la educación formal.  Resolvieron problemas muy importantes como el analfabetismo, uno, que la educación formal en Venezuela no lo resolvió jamás. Y, ¿qué crea eso muchachos? La formación de un nuevo público lector.

La burocracia no podía resolver esos problemas, se tenía que crear un tipo de dinámica institucional más ligera, una alternativa.

Es decir que el gobierno tuvo que ‘jugársela’, apostarpor medio alternativos, invertir.

Claro, fuertemente. El problema del analfabetismo no se hubiese resuelto jamás en Venezuela bajo el sistema de educación tradicional, de eso estoy absolutamente seguro. Hubo planes de alfabetización en el pasado y no sirvieron para nada…¡Epa! La cifra de alfabetización no la digo yo, está reconocida por la UNESCO.

Y los libros que has publicado, ¿dónde los presentaste? ¿Cómo fue tu experiencia?

Fíjate una cosa interesante, mi primer libro pequeño, yo que vivo en la capital y lo escribí en la capital lo publiqué en el interior, fíjate yo tengo un punto más bien diferente ¿no? Lo publiqué en una provincia de Venezuela llamada Córdoba. Soy raro en ese sentido, alguien que vive en Caracas y no publica su primer libro en Caracas.

¿Cómo fue esa publicación desde la periferia?

Mira, mi libro no se difundió mucho, hay gente que lo adquirió. Para la poesía que un libro se agote en 5 años es bastante, un logro.

[risas]

Actualmente hay escritores que publican en internet, sin preocuparse de asuntos de copyright, simplemente se difunde todo por la web ¿Cómo ves eso de publicar en Internet?

Yo creo en la distribución mayoritaria y acá están planteando un tema que me parece interesantísimo. Pero fíjate, esto lo dije una vez… [pausa] un estado verdaderamente democrático tiene que se capaz de generar…[pausa] una gran expansión, un gran espesor cultural. Editorialmente tiene que apostar a dos cosas al mismo tiempo ¿no? Por un lado ciertamente tienes que llevar el peso de lo masivo, pero por otro, una política eficiente debería ser capaz de apoyar otras iniciativas de editoriales pequeñas y artesanales que privilegian la calidad, el no hacer concesiones. Esa es una batalla que hay que darla por el otro lado también.

A las editoriales pequeñas no hay que conducirlas ni sesgarlas, sino generar las condiciones, las herramientas para que surjan.

Les cuento una anécdota divertida del gran poeta belga Henri Michaux. Él empezó siendo un poeta de ediciones de 100, 200 ejemplares en Francia ¿no?… tanto así que se hizo conocido, un poeta realmente importante, y subió a los mil, cinco mil, veinte mil, y cuando llegaron a proponerle 100 mil, él dijo: “¡No! Si yo lo que quiero es regresar a los 100”

[risas]

La mucha luz es como la mucha sombra: no deja ver.

Colaboradores:

  • Paolo Tizón Prado (exalumno del colegio San José de Arequipa y estudiante de literatura en la Pontificia Universidad Católica del Perú)
  • Gerardo Chávez Lazo (exalumno del colegio San José de Arequipa y estudiante de derecho en la Universidad Católica San Pablo)


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE