Patologías urbanas 1

Confesión de parte Avatar

Parece que la actual administración Municipal tuviese como máxima de su gestión, la de sorprender a los ciudadanos con hechos consumados. Así fue cuando, sin que la opinión pública y los organismos competentes del Estado y la sociedad civil lo adviertan, se edificó esa caricatura de equipamiento cultural en el antiguo Patio Puno, como también aquel mamarracho de Tingo. Así es, cuando se cierran calles indistintamente por el centro histórico para sustituir el asfalto por adoquín de concreto, lo cual en sí no es malo, pero lo grave es que eso no responde a un plan de renovación urbana que mejore el desplazamiento peatonal, con ampliación de veredas, con drenaje, con remodelación de fachadas e instalaciones eléctricas. Nada de eso, de lo que se trata es de gastar fondos públicos sin ton ni son, y sin control, favoreciendo al vehículo y marginando al ciudadano de a pie. Habría que analizar los costos, pues calles similares presentan gastos muy diferenciados, eso es tarea de la Contraloría, pero merece la atención de los Colegios de Ingenieros, Arquitectos, Contadores, Economistas y Abogados.

Siguiendo el curso de esa antidemocrática idea de las autoridades locales, de creer que la ciudad es como si fuese su chacra, donde pueden hacer lo que les venga en gana y en ganancias; los ciudadanos y los profesionales del urbanismo, nos dimos con la sorpresa que el Municipio de Arequipa, entre gallos y medianoche, había contratado los estudios de un nuevo Plan Director o PDM de la ciudad y un Plan de Acondicionamiento Territorial de la Provincia, PAT, por más de un millón de soles, sin concurso, sin Perfil, ni SNIP, con una firma española, dirigida por un arquitecto, Juan Carlos (como el de Borbón) García de los Reyes, que exhibe como crédito haber realizado el Plan Urbano de Granada, y no se sabe debido a que gracia de los reyes (de Arequipa), sentó aquí sus reales como planificador. Tampoco se sabe porqué la Municipalidad no ha tomado en cuenta la capacidad de los profesionales locales, que durante varias décadas han ido ganando competencia y experiencia y conocen mejor que nadie la realidad local. Ni siquiera se ha convocado la participación de planificadores nacionales, muchos de los cuales han sido reconocidos internacionalmente. No, tenía que ser alguien desconocido en el medio, que luego de tener el contrato bajo el brazo, empezó una campaña de marqueteo con nuestra maltratada urbe. Después de un proceso acelerado, con muy pocos contactos con las instituciones competentes del medio, fue presentado el resultado del estudio a diversos estamentos; mas como un formulismo, que un auténtico proceso participativo, pues lo que se exponía ya era el resultado final. Asistimos a una exposición en el Colegio de Arquitectos, y respecto al PDM, señalamos lo siguiente: a) En términos generales, lo que se mostró corresponde más a una metodología de manual, que a una respuesta de una realidad singular como la de Arequipa. b) No quedó explícito, qué se pretende como futuro para esta ciudad, es decir una clara Imagen Objetivo; lo expuesto, es una aproximación difusa. c) No hay una estructuración vial de la ciudad, se  incide sobre un SIT elemental y vulnerable. d) La zonificación consolida tendencias especulativas, prueba de ello es la intención de degradar la campiña con nuevas urbanizaciones. Continuaremos en otra crónica tratando el tema con mayor detalle.

Una respuesta a “Patologías urbanas 1”

  1. Avatar otorongo dice:

    La coima ahi esta la madre del cordero, la contraloria ya sabemos es una cueva de ladrones, la unica via es judicializar estos despropositos ojala que alguien en el Colegio de Arquitectos tenga las agallas de ponerle el cascabel al gato, o también se van ha dejar apocar por las migajas que les arroja el Guason.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE