La bomba de Nakasaki

El Espantacuervos Jorge Alvarez Rivera

Nakasaki _Fujimori

Nakasaki lo ha dicho casi con orgullo. “La opinión de Mario Vargas Llosa sobre indulto a Fujimori no influye porque en Perú se lee más La Chuchi”. Sí pues, el país está más pendiente del paso de Michel Soiffer de un canal a otro que de las cosas que pueda decir uno de los 50 intelectuales iberoamericanos más influyentes. Sí pe, no influye en su país pe’ varón.

Así, tan contundente como innegable. Las pruebas de semejante afirmación las veo cuando leo que se planea hacer la serie sobre Gringasho pero nunca se piensa en una sobre el Nobel peruano, o sobre Watanabe o Blanca Varela. No causita, esos patitas no influyen. Vamos mejor con la quinta temporada de tu serie favorita.

Ya lo escribimos antes: estupideces en los medios ha habido siempre. Pero quienes consumíamos televisión y prensa durante el fujimorato estamos en condiciones de afirmar que fue allí donde la cosa alcanzó el paroxismo. Y no fue algo que ocurrió así porque sí, porque eso es lo que le gusta a la gente. No, no te atrevas a pensar así del país de Julio Ramón, Hidalgo, Szyszlo y Humareda. Ocurrió porque se digitaba desde el gobierno. Les convenía que llegue el momento espeluznante en que los peruanos mirásemos a Lúcar en vez de Hildebrandt. Que leyésemos sobre la última enseñada de teta de la vedette de moda en lugar de cómo se iba a manejar el presupuesto en Salud y Educación.

¿No me creen? Bueno, hay una pila enorme de videos guardados en el Poder Judicial donde se ve a los más más de los medios de aquellos días recibiendo torres de dólares para someter su programación, sus editoriales, sus contenidos. Y, oh casualidad, ¿cuáles fueron los programas más vistos de aquellos días? ¿No era la impresentable Laura Bozzo y su horda de actores desdentados? ¿No eran los cómicos ambulantes y sus chistes “de mariconcitos”? Ya pues, nada es coincidencia.

Y ocurrió durante el fujimorismo. Sus operadores en medios hicieron muy bien su tarea, al punto que ahora, Nakasaki, abogado de la cabeza de todo ese operativo, sabe que han triunfado y que el país en su inmensa mayoría está pendiente de lo que hacían Gringasho y Gringasha durante la fuga del primero. Por eso hemos aceptado que le digan “noticiero” al programa dominical mañanero que hace resúmenes infinitos de las peripecias de los personajes de ficción de la serie que ves.

Cotler lo dijo clarito, como para que lo entendiésemos hasta los que leemos La Chuchi: “Todavía somos una sociedad post Fujimori”.

Recuérdalo cuando empiece la temporada veraniega de eso programas de modelitos mononeuronales que andan calatos lamiéndose mermeladas en el cuerpo. Ya sabes a dónde enviar las tarjetas de agradecimiento. La congresista Cordero podría llevarlas a la Diroes.

También puedes ver

No se encontraron resultados

Una respuesta a “La bomba de Nakasaki”

  1. Avatar alvaro Espinoza dice:

    Y , k les parece la salida de Pepe Pancho Crousillat, sin pagar cauciòn, reparaciòn civil a nadie, sòlo 8 añitos( legales seràn 2 en cana,) el resto entre fugas, diligencias judiciales, y jugando fulbito en San Jorge , contra el equipo del Comando Conjunto del Perù (elesvan, joy way, dianderas, camet,,,),. y los 40 palos engavetados en la casa de del cuñadito, y en Suiza ? como Shultz, k fàcil se la llevan , k tal mermelada judicial, gran negocio ser gàngster en el Perù,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE