“El Facebook va a pasar de moda”. Ex apóstol de Apple, conversa con El Búho sobre Steve Jobs

Cultural

entrevista jose carreon

No es la primera entrevista que da a un medio local pero tal vez sí la única en la que confiesa que alguna vez su corazón bombeó fuerte por una pueblerina de un valle arequipeño que muere en el mar, en un tiempo en que las olas sólo podían verse y oírse en vivo y no en un dispositivo del tamaño de una mano, a full color y con gran nitidez.

José Alfredo Carreón se precia de haber trabajado con Steve Jobs en la monstruosa multinacional Apple, principal matriz de diseño y producción de equipos electrónicos y software. Entre sus insignias: Macintosh, el iPod, el iPhone y el iPad, nada menos. Pero no sólo es un excelente profesional, experto en seguridad informática y políticas de manejo sino un gran contador de anécdotas para álbum.

Jobs cumplía 47 años, la fecha convocó a los círculos más cercanos de Apple y generó uno de los cuestionamientos más excitantes y complejos para un apóstol de la nueva era tecnológica: “¿Qué se le puede regalar a un hombre como Jobs?”

José Alfredo pensó en muchas cosas y creyó que no podía haber nada más prolijo que un objeto hecho por la mano de un artesano, así que regaló a Jobs un plato ceremonial, dorado y lustroso, con los nombres de ambos, mecías y apóstol, grabados en el centro, es que, según el arequipeño, a Jobs le atraía mucho su procedencia.

Esa misma noche, en un hotel de San Francisco, todos subieron a un estrado a hablar lo que se les viniera en gana durante cinco minutos. El arequipeño habló de su transformación personal y laboral, de lo que significó estudiar en Suecia y trabajar en Estados Unidos.

Mientras la entrevista continúa nos provoca saber qué hizo Jobs aquella noche con el plato ceremonial que le regaló su apóstol arequipeño.

-Nada. Esa noche todos los regalos los dejó en un cuarto del hotel. El mío lo enviaron de Perú y mi intención era que termine en su casa, en algún sitio- cuenta Carreón.

También dice que su pasión siempre fue acaparada por la música, por esa razón quiso estudiar ingeniería de sonido, una carrera que sonaba a viajes espaciales en la Arequipa de los años cincuenta. No llegó a concretarlo quizá porque encontró una nueva propuesta tecnológica que lo trajo hace veinte años al Perú con objetos dignos de viajes futuristas.

En la década del noventa, José Alfredo aterrizó en Arequipa con una computadora portátil bajo el brazo, una cámara fotográfica digital y un E-Book… “máquinas del futuro” para una ciudad que sólo conocía apóstoles de yeso, descalzos y en barbas.

Estos días el especialista en seguridad informática dicta clases en la Universidad Católica San Pablo en cuatro categorías de seguridad: datos, redes, servicios web y dispositivos móviles que según indica son los más vulnerables.

“Me fui con quinto año de secundaria a Suecia” dice Carreón Romero. Allá estudió Ciencia de la Computación que por entonces tenía otro nombre. En seguida hizo una maestría. En la década del setenta viajó a Estados Unidos.

¿Qué le atrajo más de ese país?

Que había demanda por profesionales como yo. Es que por las guerras poca gente se dedicó a  la ciencias de la computación y yo tenía un buen título, entonces se me hizo fácil conseguir trabajo. Seis meses después de llegar a Estados Unidos encontré trabajo en California.

¿Alguna vez escuchó sobre grupos que están en contra de las computadoras?

-Escuché poco que haya gente contra las computadoras… Yo no sé como existe eso, es como que alguien decida no usar  el teléfono. Esas herramientas evolucionan, quien no usa computadoras se segrega solo-

José Alfredo Carreón anuncia que en el futuro las computadoras se convertirán en dispositivos tan pequeños como una mano y los efectos a nivel mundial de quienes no participen de estos avances será conservar las fronteras y la inmensa distancia física que hay entre una cultura y otra.

…El hombre se ha tecnificado

Como humanos siempre estamos viendo las maneras de evolucionar. Por ejemplo, lo que hizo Apple fue cambiar la manera de conectarnos

¿Y 140 caracteres son suficientes?

Eso afectó el tratamiento social. A mí personalmente me gusta hacer los negocios cara a cara, viajar por el mundo, visitar personas. Creo que el trato personal se está perdiendo, a veces se cierran tratos comerciales sin que las personas se conozcan físicamente. Hay que reconocer que la tecnología no puede reemplazar todo.

¿El Faceebook ha despersonalizado las relaciones?

Sí. La gente de 20 años habla poco, el trato personal ha bajado de nivel, sin embargo el Facebook y el twitter son tecnologías de comunicación que van a pasar de moda. Yo no estoy muy suscrito a esas cosas pero veo que sí los jóvenes, han sido absorbidos completamente.

Carreón se confiesa poco afecto al Facebook, casi, casi, un disidente que prefiere el apretón de manos que el tecleo vicioso.

“No soy hincha del FB, tengo opiniones fuertes respecto a la seguridad y la privacidad de la persona, ya que hay datos que se convierten en públicos. Tuve encuentros con Mark Zuckerberg su creador, porque le quise recomendar ciertas políticas de cómo manejar la privacidad de la persona, incluso escribí un artículo que no le gustó.

El apóstol retirado de Apple confiesa que le preocupan los 350 amigos una adolescente de 14 años podría tener en FB. Se pregunta cuáles son los criterios con los cuales los clasifica, cuál su procedencia y que afinidad guarda con cada quién. “Se están creando relaciones superficiales” dice.

Actualmente José Alfredo Carreón trabaja en seguridad informática con muchos bancos del mundo simultáneamente para los cuales ha construido productos y esquemas de seguridad protectores de redes de cajeros y transferencias, lo que permite se respete la privacidad de los clientes al momento de realizar transacciones. “Hubo gente que robó la identidad de otras personas” cuenta.

Carreón dice que el nivel paranoia que tiene le permite ver las cosas detrás de la imagen real o en tercera dimensión. “Todos los días hay ataques, hay espionaje industrial, ataques programados por ello la seguridad informática debe crecer y ser tomada más en serio”.

Con paranoia o sin ella el background de Carreón le ha permitido convertirse en uno de los especialistas en seguridad de redes más importante del medio y que hoy pasea por Arequipa como Pedro en su casa.

 

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE