"Hueveo" congresal

La Revista
4letrero

“Ovoatentado”. Letrero de horario de atención de oficinas de Marco Falconí recibió enardecidos huevazos. Ya la retiraron.

El letrero que decía se atiende, de 17 a 19 horas, ya fue retirado de la oficina congresal del primer vicepresidente del Congreso, Marco Tulio Falconí. Sin embargo, en la pared aún quedan pegotes amarillos de los huevos lanzados hace semanas por manifestantes, en la etapa más álgida de la trifulca generada por el bono de representación que hubiera fijado la remuneración de los congresistas en 30 mil soles. Treinta veces lo que gana un maestro, un policía y otros trabajadores públicos menos afortunados.

Con sólo dos horas al día, la oficina congresal de Falconí es la que, en teoría, atiende menos al público, sólo dos horas. Esta oficina parece estar en permanente remodelación y en el suelo aún se ven las pancartas y gigantografías de campañas pasadas. Antes de ser congresista, Falconí postuló sin éxito a varios cargos y el recuerdo de esas experiencias aún puebla su despacho parlamentario.

El coordinador congresal, Carlos Calvo Ramos, explica que la oficina sólo abre en la tarde porque se dedica a realizar gestiones, llevar documentos que le ocupan toda la mañana y parte de la tarde. ¿Y qué son esos documentos? ¿A cuántas personas atiende su despacho y cómo tramitan los pedidos ciudadanos? Fueron preguntas formuladas a todos los despachos, sin embargo varios de ellos, como el de Falconí, no pudieron entregar esa sencilla información….

Lea el artículo completo en la edición impresa o descargue la versión digital: [purchase_link id=”47040″ style=”” color=”” text=”Comprar con Paypal”]

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE