"¿Y ahora, qué hacemos?"

Ecopolis Avatar

columna ecopolisAnte la evidente inoperancia e incapacidad de gestión que permita a Arequipa recuperarse rápidamente de los estragos dejados por las últimas inclemencias meteorológicas, han emergido voces reclamando un “Gobierno de Reconstrucción”, a imagen y semejanza de aquella lejana Junta de Rehabilitación y Desarrollo de Arequipa – JRDA, creada bajo la Presidencia de Prado Ugarteche -tras la devastación telúrica sufrida a mediados de los años cincuenta- y seguida, a mediados de los ochenta, por el surgimiento del Organismo de Desarrollo del Departamento de Arequipa – ORDEA, bajo la Presidencia de Morales Bermúdez, organismos que terminó dando origen a lo que hoy es el Gobierno Regional de Arequipa. No olvidemos el fugaz centelleo de ORDESUR, organismo estatal para reconstruir el Sur -luego del terremoto del 2001- y el oscuro destino de gran parte de los US$ 40 millones donados por la cooperación internacional. Resulta entonces bastante paradójico que, a pesar de la mala experiencia con “organismos de reconstrucción” (salvando a la JRDA) y tan solo para reparar los daños de una copiosa lluvia; tengamos que constituir un gobierno u organismo de reconstrucción; como si lo recientemente suscitado sea motivo suficiente de una cirugía mayor a escala urbana.

No obstante, lo que si justificaría plenamente una propuesta de semejante calibre, más allá de los daños registrados, es justamente la propia dinámica de crecimiento fuera de control que vemos tanto al interior como en todo el perímetro del área metropolitana; por lo que, en vez de un organismo de reconstrucción, deberíamos pensar muy seriamente en un organismo autónomo de reestructuración territorial que ponga orden al caótico sistema urbano regional (si es que se puede decir que tenemos uno) y que, al amparo de un marco legislativo ad hoc, pueda ejercer control eficiente sobre el buen uso de los suelos urbanos, rurales y eriazos, evitando consentir usos no planificados, como esas invasiones que harán de la nueva autopista a La Joya, un moderno remedo de la actual Variante de Uchumayo, flanqueada por tiendecillas de mala muerte, que seguirán dando una pésima imagen como antesala de la metrópoli. Basta ver en Google Earth como dicho trazo ya está acompañado de la informalidad; esa informalidad urbanística de la que nadie se ocupa ni preocupa, no porque no haya nadie, sino porque hay alguien que quiere que esto ocurra de esa manera y no de otra, precisamente. Cómo nos gustaría una actitud gubernamental clara y rotunda, como la recientemente impartida por François Hollande, lanzando el Plan Nacional de Renovación Urbana – PNRU, agresiva política nacional de renovación, regeneración y reestructuración de barrios periféricos (grands ensembles) de las grandes ciudades francesas, a cargo de la Agencia Nacional de Renovación Urbana – ANRU.

Para Hollande ya llegó el momento de revisar códigos y leyes urbanísticas para reconstruir el nuevo rostro de las ciudades francesas frente a los retos del nuevo orden global y esto incluye, para shock de muchos, la espectacular demolición de cerca de 140,000 (si, usted leyó bien, ciento cuarenta mil!!) viviendas consideradas sub-standard y su reemplazo por otras tantas nuevas (“cero kilómetros” y eco-eficientes) a un costo de 40,000 millones de Euros. Indudablemente, esto es cirugía mayor; casi comparable a lo logrado por el Plan Haussmann de 1852, que convirtió un Paris fétido y oscuro por el que hoy conocemos. Arequipa –ya es más que obvio-, requiere de un conjunto de medidas que impulsen un cambio en la dirección de su crecimiento y desarrollo. Empero, no parece ser suficiente un nuevo Plan de Desarrollo Urbano – PDM, que en 5 años –o menos- quedará inexorablemente obsoleto; como tampoco será suficiente un Plan de Acondicionamiento Territorial – PAT que no se respetará o si, peor aún, nadie lo hará respetar. Y, mientras no se tenga una clara política nacional de desarrollo urbano, ciudades y pueblos crecerán como puedan, al vaivén de invasores, delincuentes y mafias; al ritmo de desastres naturales y dependiendo de gobiernos municipales cortoplacistas, miopes e improvisados. Arequipa necesitaría –salvando las distancias- un símil alTennessee Valley Authority, una suerte de Autoridad Autónoma del Valle del Chili, espacio central en torno al cual Arequipa existe y sin el cual Arequipa es nada. Singapur cuenta con una Urban Redevelopment Authority – URA, organismo similar a la Town & Country Planning Organisation que apoya al Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno Indio. En América Latina podemos citar dos casos emblemáticos: El Instituto Brasileiro de Administração Municipal – IBAM y el Instituto Pereyra Passos – IPP. El primero, apoya a los municipios brasileños desde 1952 con documentación técnica diversa, desde un Manual del Alcalde (ojo, señores alcaldes peruanos!!), Manuales para Créditos Extraordinarios por Contingencias, hasta estudios de Desarrollo Urbanístico. El IPP, por su parte, es el ente responsable de diseñar desde un tacho de basura, hasta el planeamiento urbano de todo Rio de Janeiro que, dicho sea de paso, mañana martes 5 de marzo abre al público su Museo de Arte do Rio – MAR resultado de una intervención minimalista que magníficamente integra el viejo palacete Don João VI de 1916 con un edificio más modernista (vea, señor Zegarra, vea) todo dentro de “Porto Maravilha”, la Operación Urbana Consorciada del Área de Especial Interés Urbanístico de la Región Portuaria de Rio de Janeiro, destinada a reestructurar una parte olvidada de la ciudad.

Después de chequear el siguiente link se podrá comprender mejor lo que la planificación urbana, encargada a las manos correctas, puede lograr para nosotros los ciudadanos y en especial para los envidiables cariocas: (http://portomaravilha.com.br/web/sup/OperUrbanaApresent.aspx) Y ahora, que hacemos? Solo ver como otras ciudades avanzan sólidamente hacia el desarrollo? Lamentarnos de nuestras desgracias y nuestra mala suerte? Despotricar contra el alcalde de turno? Echarle la culpa a la naturaleza? Dejar que la ciudad solo crezca y se llene de “adeficaciones” (sinónimo inventado de adefeciosas edificaciones), por más Gerencia de “Desarrollo Urbano” que tengamos y cuyo jefe en materia de desarrollo urbano pareciera saber tanto como nosotros sobre el Bosón de Higgs? Aguantar 10 años más para hacer un nuevo plan, esta vez desde Finlandia o Australia, maybe? Esperar, acaso, un mega terremoto para recién empezar a hacer lo que debemos hacer hoy? Debemos esperar que llegue el Quinto Centenario para inaugurar un nuevo puente de lloclla? Muy pocos saben de METROPLAN, una propuesta que hicimos al alcalde Balbuena para apoyar la gestión urbanística desde afuera y de manera presupuestalmente autónoma y externa, a imagen y semejanza de la Caja Municipal. METROPLAN se encargaría de planificar todo lo que la ciudad de Arequipa necesita, desde sus tachos de basura y postes de alumbrado, hasta sus planes de desarrollo permanentemente actualizados.

Los candidatos a alcaldes no tendrían que inventarse nada, pues METROPLAN proveería a todos, la lista de requerimientos que técnicamente necesita la ciudad. Por su naturaleza no habría forma que el alcalde o los regidores coloquen a sus allegados en las planillas de METROPLAN, pues para laborar solo se seleccionan primeros puestos entre los egresados y titulados locales. Punto. Y qué fue de la idea? Pues allí está, en el actual organigrama de la MPA, junto a la Caja Municipal y al Instituto Vial como un Órgano Descentralizado (aunque más parece un Órgano Desterrado, bajo la rara identidad de “Instituto de Planeamiento del Habitad Metropolitano” (sic). No hay, entonces, necesidad de crear nada y apenas corregir su denominación. Solo basta con hacer click en el botón de inicio y…. voilá, Arequ
ipa ya tendría METROPLAN!! Pero, lamentablemente, persisten oscuros intereses que merodean la gestión edil buscando, hurgando y oliendo oportunidades para servirse y no para servir. Aún así, METROPLAN es una clara potencialidad para Arequipa. Diría yo, como padre putativo de la criatura, un salvavidas para una ciudad que se ahoga en sus propios problemas, un salvavidas que, por lo pronto, nadie quiere utilizar. Y, ahora, qué hacemos?

También puedes ver

No se encontraron resultados

6 respuestas a “"¿Y ahora, qué hacemos?"”

  1. Avatar alberto dice:

    Y quien m… va encargarse de la REEDIFICACION de arequipa?….. tenemos ingenieros, arquitectos de estatura para obra monumental de tamaña envergadura??… NO, NO LA TENEMOS, …. francamente lo mejor que puede pasarle a arequipa ES UN MAGTERREMOTO, O UN BOMBARDEO CHILENO que los destruya al 90%, dejando sólo el centro historico… ASi, como diria Hitler, la guerra (o catatrofe) tendria una parte buena… nos evitaria millones en indemnizaciones por desapropiação y otra tanta de miles de millones por deconstruccion de la cochinada-ciudad.

  2. Avatar Hernando dice:

    Entonces es cierto que Zegarra ni siquiera se dio el trabajito de estudiar el organigrama de la MPA ni antes ni despues de ser electo? Con razón pues!!!!!!

  3. Avatar Juaquin dice:

    Señor Huaco, realmente lo que Ud propone o propuso se puede aplicar en paises como Francia (Ud. lo menciona) pero allí en Arequipa, donde reina la ignorancia y la corrupción, pienso que el futuro de Arequipa esta condenado al desorden, improvición y a la propliferación de la delincuencia por falta de trabajo. Yo diría que si alguna vez Francia diera visas para poder emigrar a ese país, muchas de las personas que no les intereza el desarrollo de Arequipa, ni mucho menos el orden etc etc pugnarían por emigrar a esos paises donde la ley se respeta

    • Avatar Mauricio Huaco dice:

      Estimado Joaquin, Gracias por tu comentario. Sin embargo, debo recalcar que justamente una de las formas mas efectivas para neutralizar la corrupcion es a traves de una institucion autonoma. La Caja Municipal de Arequipa es el mejor y mas cercano ejemplo sin ir mas lejos. La propuesta hecha se basa en las mismas leyes y principios que hacen de la Caja Municipal de Arequipa una entidad muy exitosa y en donde el alcalde no mete narices ni uñas. Finalmente, hay muchos arequipeños que viven en Europa y Norteamerica que estan muy preocupados como Arequipa está destruyendose y quieren mas bien regresar para poner el hombro. Yo regrese de Europa para hacer de Arequipa un mejor lugar para vivir, trabajar y descansar, pero los votantes prefierieron otras opciones.

  4. Avatar mendoza dice:

    que explote el volcan

  5. Avatar Roberto dice:

    Un ejemplo digno a seguir, copiar y de mencionar es la ciudad Curitiba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE