Lentes, Tunas y Anticuchos

El regreso

Caminaba por el Paseo Peatonal Mercaderes y casi sin darme cuenta, fui abordado por un par de sujetos que me ofrecen lentes de sol, como si estuvieran ofreciendo mercadería prohibida; les respondo que no y les digo que está prohibido la venta ambulatoria en el centro y acto seguido los vendedores cambian de actitud y se tornan amenazantes. Llaman a sus colegas que empiezan a insultar y no tengo más remedio que retirarme indignado; es decir, atacado por ambulantes que se creen dueños de la ciudad.

Ingreso a las Galerías Gamesa y veo un Policía Municipal que se esconde en las escaleras y se sienta a comer. Le digo que afuera hay como seis vendedores ambulantes que no deberían estar allí, que debería ir a decirles que se retiren y me contesta que ya lo hizo y que no le hacen caso, que se van y luego regresan. Anta tanta pasividad pienso que hemos perdido la batalla y que Arequipa no será más esa ciudad modelo, limpia y diferente que fue antes.

Muchos meses después me encuentro con una gran amiga que por coincidencia acababa de asumir la Gerencia de Comercialización y Desarrollo Económico de la Municipalidad de Arequipa, la abogada Lourdes Absi y le comento que la municipalidad debería erradicar la venta ambulatoria del Centro Histórico, que no es posible que nos estén ganando la batalla y que cada vez haya más vendedoras de tunas, piñas, anticuchos y esos impresentables vendedores de lentes.

Me dice que existen más de 3 mil vendedores en el Centro y que están organizados en sindicatos que se resisten a toda forma de erradicación y mucho menos de diálogo; es decir, han tomado el Centro y no hay nada que hacer; le digo si existe una Decreto de Alcaldía que impida la venta ambulatoria, simplemente hay que aplicar la Ley y que incluso deberían apelar a la fuerza pública. Ella coincide conmigo, pero siento que está atada de manos y que aplicar la Ley puede significar un alto costo social y hasta un costo político que probablemente el alcalde no está dispuesto a asumir; mientras tanto los ambulantes vana adueñándose de las calles; sin contar que gran parte de la Policía Municipal es corrupta y ella lo sabe.

Hace uno días leo una nota en la que más de mil ambulantes fueron erradicados del Centro Histórico con el apoyo de la Policía Municipal, el Serenazgo y tan solo treinta policías, quienes se encargaron de sacar a los vendedores en una y poner rejillas para impedir que retornen. Pues eso era lo que había qué hacer y me alegra sobre manera que ella lo haya podido hacer. Era cuestión de tomar decisiones correctas y aplicarlas, con el criterio necesario para saber lo que la ciudad quiere y necesita.

Acostumbrados a los desatinos del alcalde y su total falta de criterio y de buen gusto, esta medida aplicada por Lourdes Absi, es un logro importante para la ciudad. Ahora, es verdad también que los vendedores no existirían si no habría compradores y somos nosotros los ciudadanos quienes también alentamos la venta callejera, de modo que hay una responsabilidad compartida. Ojalá este pasito dado desde la autoridad, sea el inicio de otros que necesitamos en Arequipa para seguir creyendo en ella.

También puedes ver

No se encontraron resultados

3 respuestas a “Lentes, Tunas y Anticuchos”

  1. alberto dice:

    Metanles bala carajo!… ahora tiene sindicato estas garrapatas!… que tal raza carajo…

  2. alberto dice:

    Manden al rochabus, como lo hacia el puneño caceres velasques…al final es lo unico de positivo de su gestión,. ..haberse enfrentado a estas lacras.

  3. alberto dice:

    Ahora si la “Gerencia de Comercialización y Desarrollo Económico de la Municipalidad de Arequipa, la abogada Lourdes Absi”… no puede hacerlo, entonces PARA QUE SIRVE!!!!…. que salga de la municipalidad, si el cargo le queda chico, su permanencia no se justifica…. PONGAN AUTORIDADES CON COJONES !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE