Lluvias y más

Confesión de parte Luis Maldonado Valz

columna lucho maldonado

Últimamente ha habido un alud de acontecimientos consecutivos, que no han dejado mucho lugar para la reflexión y el análisis.  El sistema, o el modelo, como les place llamar a muchos a esa ilusión de consumismo desbocado, nos están conduciendo a visualizar las situaciones con la misma superficialidad de quien mira apenas los titulares de los diarios, como quien observa las vitrinas de los centros comerciales. Por ello, ya dejamos atrás el desastre del aluvión y los huaycos, que lamentablemente dejaron pérdidas humanas e irreparables daños a los espacios públicos y la propiedad privada; y ahora, la indignación ciudadana ha sido cubierta con una bruma amnésica. Las autoridades responsables, bien gracias, continúan saliendo en las fotos y en los noticieros con aquella sonrisa cínica de disfrazada inocencia. La evidencia más palpable de la falta de vergüenza la demuestra el Alcalde Zegarra, quien aparece hoy maquillando su incapacidad, con una publicidad de “reconstructor”. No se ha abierto un solo proceso investigatorio; el Ministerio Público, deja pasar; los congresistas de la Región, como no se les aceptó el incremento por representación, solo se representan a sí mismos, como siempre. Y nosotros, los sufridos ciudadanos, seguimos padeciendo esta arteriosclerosis urbana, peor que antes. La excusa edil es que la empresa encargada de financiar las obras viales (llámese Cerro Verde o lo que fuere), no cumplió con el encargo. Quiere decir que la gestión pública y los servicios ciudadanos, dependen totalmente de los intereses y la disposición del sector privado. El Municipio ha abdicado de sus competencias, mejor sería decir que ha claudicado. Zegarra sólo está en los carteles de propaganda. Si las obras públicas se hacen con participación del sector privado, es obligación de las autoridades y de sus técnicos, realizar la gestión, supervisar la funcionalidad de los proyectos, la calidad de las obras, los gastos de inversión y el avance progresivo. Si no, para qué están, mejor que el Alcalde y su equipo se vayan a su casa, que se auto revoquen.

En otro escenario, se ha dado un caso vergonzoso de revocatoria, a todas luces, amañada, que nos revela que el “milagro económico peruano”, está recubierto de una mugre política, lumpenesca, propia de mafiosos, de corruptos y criminales como el Mudo y el Panzón, que ensombrecen la débil democracia peruana, y que a través de sus mastines, o voceros, enlodan e insultan, no solamente a sus oponentes, sino, sobre todo a la dignidad y honestidad de los ciudadanos. Eso nos demuestra hasta donde pueden llegar, estos émulos de Papá Doc Duvalier y de Berlusconi, en su afán de poder y de rapiña. Felizmente que este atropello, no prosperó en liquidar totalmente la institucionalidad cívica. Hay todavía, reservas morales que resisten a la pendejada que pretende perpetuar el miasma en la política peruana. La administración de Susana Villarán que sin ser brillante, ha demostrado honestidad, transparencia y coraje al enfrentar los problemas de una ciudad tan caótica como Lima, ha tenido que defender la decencia de su gestión. Allí también hay una concurrencia del sector privado en la inversión y las obras públicas del Municipio Metropolitano, pero a diferencia de Arequipa, la autoridad local y sus funcionarios están siempre presentes, acompañando y fiscalizando esta participación. Así fue en la violenta avenida del río que se llevó algunos muros y equipos de la Vía Parque Rímac, y, como no podía ser de otro modo, la empresa concesionaria OAS, tuvo que asumir, la responsabilidad y los costos.

A parte de estos asuntos locales, domésticos y cotidianos, pero vitales, la globalización nos arrastra al espectáculo mundial de un deceso, el de Chávez, sin duda desbordante de popularidad; que en paz descanse. Pero también tenemos la elección del nuevo Papa, un sudamericano, un morocho porteño, en buena hora. Deseamos vientos de esperanza en Venezuela, en el Vaticano y sobre todo en el Perú.         

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE