Un barco a la deriva: oh, triste realidad

Ecopolis Avatar

barco a la deriva-Ecópolis

 

Como un barco a la deriva.  Es así como veo a mi ciudad tras una breve estancia por otros lares; estancia que, como otras anteriores, no me permite mirar a Arequipa con los mismos ojos de siempre. Ya me ocurrió antes, cada vez que emprendía el ansiado regreso a la tierra que me vio nacer. Shock cultural le dicen unos, mientras otros señalan una imperiosa cuota de reajuste emocional para volver a adaptarse al ritmo y usanza de la vida local. Particularmente prefiero referirme a aquello que nos pasa cuando regresamos impregnados de imágenes de muchos lugares que, teniendo o no, mucho que exponer, muestran con envidiable orgullo el resultado de una buena mano tras el timón del barco.

Pero si en Arequipa podemos hacer algo similar e incluso mucho mejor, me digo. Solo sería cuestión de poner esto aquí y esto allá, pienso.  Solo sería cuestión de que cada quien haga los que tiene que hacer y no haga lo que no tiene que hacer. Solo es materia de sentido común colectivo y de una buena dosis de empatía para hacer realidad esa visión compartida de futuro. Pero no. Arequipa sigue siendo un misterioso conglomerado de edificios ocultados por letreros de todo calibre, calles agujereadas y mal señalizadas y dirigencias oscuras y mediocres que la han convertido en una suerte de barco a la deriva; sin un capitán que ponga orden, sin grumetes que respeten y cumplan las órdenes y lo peor aún, sin saber a dónde ir o hacia qué puerto enrumbar. Tan solo observar cómo se pretende “planificar” la hoja de ruta de su desarrollo, es para quedarse pasmado por la frialdad y estrechez de pensamiento de los magros dirigentes, desde aquellos que lucen banda municipal, hasta los otros al mando de huestes invasoras; quienes (oh, triste realidad) tienen en sus manos (y en sus bolsillos) el destino de la ciudad.

Regreso a mi tierra querida, como cualquiera que regrese a su pueblo natal, con ojos muy curiosos y con el espíritu lleno de buenas vibras, buscando encontrar  donde poner el hombro para hacer de Arequipa un mejor lugar.  No hay semáforo ni policía de tránsito a la vista y es cuando detengo mi vehículo al detectar peatones intentando cruzar la intersección, tal como ocurre allende; sin embargo, un diminuto taxi amarillo pasa raudo por mi derecha y el otro que viene por detrás deja salir un extraño ruido entre bocina y tarjeta musical de navidad. Más allá, dos policías de tránsito (“femeninas”, que les dicen sus colegas masculinos de la PNP), en muy amena conversación, no se dan por aludidas ni mucho menos que la sociedad espera verlas en actividad oficial y no en actividad social. Hago memoria y caigo en la cuenta que durante el periplo en ultramar no logre divisar ni un solo policía dirigiendo en tránsito y que son contadas aquellas intersecciones en las que existe un semáforo. Recordé que eran ciudades más chicas que Arequipa, pero con más vehículos de los que por aquí discurren y no encontré uniformadas tocando pito como locas y moviendo las manos en una extraña mezcla de movimientos que nunca se sabe si están espantando moscas o si están sufriendo un súbito bochorno. Nada que ver, en todo caso, con las agraciadas y cuasi “mecanizadas” uniformadas que se ven en Pyongyang. Véanlas, compárenlas y sabrán a que me refiero.

Regreso de estar en una de las ciudades norteamericanas que ostenta uno de los mejores niveles de calidad de vida y de calidad ambiental y, efectivamente, el aire es respirable; sin esa mezcla de hollín y polvo que caracteriza al “moderno y progresista” cielo azul arequipeño. Increíblemente, puedo beber agua potable directamente del caño, sin necesidad de hervirla, como aquí y (oh, maravilla!) no es necesario echar llave a la puerta de casa al salir. Basta con cerrarla y punto, porque en dicha ciudad, y seguramente casi como en Peru, Nebraska, la policía anda muy aburrida y sin mucho que hacer (a eso llamo ejemplo de seguridad ciudadana).

Burlington tiene algo en común con Arequipa y es que, salvando las distancias culturales y geográficas, y en justo mérito a su singular patrimonio arquitectónico, es una ciudad que ha decidido, colectivamente, conservar su imagen urbana estacionada en el siglo IX.  Esto significa que todas las edificaciones públicas y privadas deben mantener una relación de armonía con las tradiciones y cánones arquitectónicos del siglo IX; por lo que, encontrar un edificio de cristal y acero que se yergue en las alturas, es algo prácticamente imposible. No por ello, Burlington es una ciudad atrasada y anti-modernista. Todo lo contrario. Su principal calle peatonal es un hervidero de peatones que encuentran comodidades para sentarse a observar lujosas vitrinas o para comer algo al aire libre, al más elegante estilo europeo. Se nota una vida urbana plena, sana, segura y limpia. Vuelvo a mi paseo peatonal Mercaderes y no puedo menos que menear mi cabeza de derecha a izquierda. Esos macetones horribles lucirían mejor si se los vistiera con cajas de madera que oculten su incapacidad de negociar el desnivel del pavimento, además de reemplazar los arbustos por plantas verdaderamente ornamentales y con algo de penumbra artificial para atenuar el inclemente sol. Allá, nadie se rasga las vestiduras para incorporar modernidad en espacios monumentales. La diferencia está, obviamente, en el buen gusto y alta sensibilidad del diseñador. Solo hay que ver la finura en los detalles más simples para corroborarlo, mientras que aquí (oh, triste realidad), seguimos sin rampas peatonales en la Plaza de Armas, pues eso es pecado capital y va contra la ley y porque aquí (en nuestra triste realidad y a bordo de este barco a la deriva) las personas no valen más que un pedazo de piedra ni valen más que un pedazo de metal con ruedas.

Vuelvo a pasear por las polvorientas calles de mi ciudad y termino atrapado en inexplicables embotellamientos, sorteando un angosto pasaje dejado por la erosión de la lloclla y sin ninguna señal de peligro o nada que lo advierta, (oh, triste realidad).  Paseo por su principal vía de ingreso y vuelvo a sentir un horrible shock al compararla con lo por allende visto. Sufro y me pregunto  un estúpido porque, aun cuando bien sé por qué ocurre lo que ocurre y veo lo que veo. Bienvenido a mi triste realidad, me digo una vez más. Bienvenido a bordo, aun cuando no hay capitán a la vista. El barco flota a la deriva y el vaivén de las olas es, para el caso de Arequipa, lo que Cerro Verde quiera o lo que el Cono Norte quiera. Oh, triste realidad, la realidad de un barco a la deriva llamado Arequipa.

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

7 respuestas a “Un barco a la deriva: oh, triste realidad”

  1. Avatar eduardo dice:

    Es indudable de que la sociedad Arequipeña esta en decadencia en todos los niveles y realmente es preocupante porque la generación venidera va a encontrar una sociedad destruida, sin oportunidaes, caótica y contaminada; lo más indicado sería hacer frente a la realidad y tratar de solucionar los problemas, no solo del centro historico de la ciudad sino de todo Arequipa, incluyendo los distrtitos.
    Se ha visto y comprobado la carencia de conocimientos en el desarrollo urbanistico de todos los distritos; no es posible que en la mayoria de avenidas se aperturen restaurantes, cantinas, talleres mecánicos, etc etc sin ningún criterio arquitectónico convirtiendo de esta forma a la ciudad en un gigantesco „mercadillo“, de seguro de que las Municipalidades han otorgado licencias con el obgetivo de recolectar „ plata“ ,Ud. mísmo es testigo de lo que fué la variante de Uchumayo hasta el km. 3 y ahora es un conglorerado de „huariques“ que solo dan repugnacia y mal aspecto y que decir de la contaminación.
    Habria que mencionar como era Vallecito, Umacollo, Yanahuara, distritos ecológicos con una arquitectura exquisita y que son ahora?, llenos de tienda, por todas la calles circulan combis „chatarra“ aperturan talleres de reparación al estilo „jJuliaca“ y de este modo destruyen toda la Urbanización, un buen ejemplo de la improvización es „ Puerta Verde „ que ahora forma parte del mercadillo „ Luis Cáceres Velazques“ tan caótico ,sucio y peligroso . Pués bueno, ahora que los periódicos han dado nombres para el sucesor de Zegarra que postulará a un cargo de mayor jerarquía ( claro más remuneración), creo que lo más indicado sería unir fuerzas con personas que si queremos un cambio pero sin descriminar los distritos y las clases sociales y más bien capacitando a la gente para que crean y participen de un cambio y derogando leyes ediles como las que dicen „ si uno tiene una casa con una fachada elegante o bien presentable, paga más autovalúo y si uno tiene una casa sin terminar no paga impuestos y si es pauperrima no paga nada; esas disposiciones son primitivas, abría que hacer una investigación si realmente la persona no tiene recursos económicos, debería haber una política de motivación al ciudadano o sea si presenta una casa bien cuidada y limpia bajarle los impuestos, no cree?, yo creo que hay que dejar de lado lamentarse y tomar el „toro por las astas.“

  2. Avatar Perci Cuentas dice:

    Pero, acaso no es así la mentalidad de la mayoria de Peruanos?…..realmente , en lugar de salir adelante estamos retrocediendo ya vemos que nada menos de que Luis Cáceres Velazques va a postulas a la alcardía de Arequipa y ya lo dijo , robara decentemente y hay un 7 % de ignorantes que votarían por él, o sea, estamos jodidos con tanto ignorante

  3. Avatar alberto dice:

    es que arequipa fue invadida por los puneños de mierda…que adoran la informalidad, que adoran pedir agua luz desague en los pueblos jovenes, que aman crear puestecitos de venta en las calles centricas donde pasan el dia entero sentados a que les caiga la plata…. por que aman comprar combis y ticos de tercera mano para lucrar lo maximo posible con su publico igual de serrano que ellos, sin autoestima, sin orgullo…. la ciudad es el fiel reflejo de ese GRIS DE ESE MARRON SUCIO que cual transfondo disimula la cultura lobrega y atrasada de esa gente emierda…..Arequipeños?..donde carajo! donde?

    • Avatar Carlos dice:

      Ese no es un problema de Puneños, Cuzqueños etc etc, es un problema, de educación, social y de organización; una educación igual y de oportunidad para todos, de carácter social, o sea existe una clase social que tiene y se puede permitir todo, con buenos sueldos, cambiando de trabajo cuando quieren, y otra clase social que no sabe de donde sacar plata para el día siguiente, o sea la clase A se embarra con los problemas que ocasionan los de la clase C, D, E, que no encuentran trabajo, que si los encuentran, son mal pagados estafados y así para ellos, si uno tiene que laborar como taxista que le va a importar si su tico contamina o no, la cosa es que el combustible sea barato; los ciudadanos de los pueblos jóvenes, como sembrarían árboles o pintarían sus casas si tener agua es un lujo, comprar una casa en distritos populares otro lujo! y los nuevos migrantes,dado a que sus pueblos de origen estan completamente abandonados o gobernados por autoridades que no saben que es desarrollo, vienen a Arequipa con iluciones, ven la realidad y por necesidad se ven obligados a tratar con con las personas que lucran con los terrenos del Estado y organizan las invasiones de estos, dado a que el Ministerio de Vivienda o a quien le toque no se preocupa en fomentar la construcción de urbanizaciones de carácter social en forma ordenada y planificada como lo hacen muchos paises Europeos, de America del Norte, Oceanía,China etc, y asi invaden terrenos ocasionando el desorden, la destrucción de la campiña de la ciudad y convirtiendonos de este modo a Arequipa en una mole o tugurio desorganizado y mal oliente.

      Todos sabemos de que estos hacentamientos humanos después estan mejor organizados que los distritos de „lujo“ que cada vez se asemejan a los del Apartei en Sur Africa a pesar de que allí eran los blancos que despreciaban a los negros, allí son los Peruanos „ricos „que desprecian a los „pobres“ , estos ciudadanos de los llamados Pueblos Jóvenes“ ahora estan en condiciones de colocar el Alcalde Provincial, Distrital y Presidente Regional de acuerdo a sus intereses, o sea otro „ignorante“, entonces con estas condiciones tan desiguales, donde no hay un equitativo reparto de ganacias del crecimiento económico que esta experimentando el Perú o si hay intención por parte del gobierno en desarrollar estos lugares retrasados no hay el comocimiento y tecnologia adecauada para ello. En el caso de la ciudad de Arequipa, pienso habría que sumarle la ignorancia de las personas de todo los niveles del A,B,C,D,E dado a que, por ejemplo muchas personas se opusieron a que la calle Mercaderes, que ahora a pesar de todo es un atractivo de Arequipa, se convirtiesé en una artería peatonal, ejemplo digno de mencionar la calle Sucre que la gestión anterior la acondiciono para el SIT y en el momento que se estuvo realizando los trabajos renacio! la arquitectura del lugar con sus casas coloniales, brillo la zona! y hace poco el Dr. Zegarra dispuso la apertura , ya lo hizo antes, para el transporte argumento de que los costos de construcción de esta arteria fueron elevados y existía el peligro de deteriodo, de Ripley!!!

      En conclusión, si nosotros no respetamos las leyes, seguimos con nuestras constumbres primitivas,
      hacemos lo que nos da la gana, como la anarquia existente en toda la ciudad, el futuro de Arequipa ya está sentenciado, que sería su destrucción y deberíamos también tener en cuenta el cambio climático, la alta radiación, las lluvias que por la falta de sistemas de drenaje el arrastre deagua se tornan sumamente peligrosas, la alta radiación que ocasiona muertes con cáncer a la piel, destrucción de la campiña ( se debería oir a los propietarios de esas parcelas) y aplicar el desarrollo de la arquitectura paisajista para hacer más rentable la campiña para los propietarios de las parcelas y en todo caso UNIR FUERZAS PARA QUE AREQUIPA REENCUENTRE SU DESARROLLO Y NO SU DESTRUCCIN.

  4. Avatar Mauricio Huaco dice:

    Es muy lamentable que las buenas cifras del crecimiento que acusa la ciudad y la región en general, vayan acompañadas por muy magras (magrisimas) cifras de desarrollo. Es mas, y en eso estoy muy de acuerdo, que muy pronto estaremos en condiciones de demostrar involución genética, dependiendo de los resultados de las próximas elecciones generales. No es justo, ni sano, ni mucho menos cuerdo seguir dando motivo a ese cruel y patético estribillo que dice que cada pueblo tiene el gobernante que se merece. El problema es numérico. Somos pocos los «nativos» que pensamos positiva y proactivamente sobre Arequipa y son muchísimo mas los «extraños» que no leen, ni escriben ni piensan nada en función de la ciudad que los acoge y les da una pan que comer. La tarea para desarrollar una nueva cultura cívica arequipeña es sencillamente gigantesca.

  5. Avatar Geronimo Cueva dice:

    Yo vivo en el distrito de Miraflores, antiguamente y creo que hasta ahora, el distrito era considerado de alta peligrosidad, pero gracias al Sr. Torres Chanví, ex policia, este distrito goza a nivel nacional del estatus de «seguro», pero en la parte baja de Miraflores, que en tiempo de los años 50 estaba considerada como la zona de expansión del centro histórico, en muchas calles se encuentran casas del estilo colonial, verdaderas joyas de esa época, algunas naturalmente se encuentran en estado de abandono y otras se van cayendo poco a poco; el Sr. Torres, a pesar de que goza de un 45% de aceptación por parte de los vecinos de la parte alta del distrito, díria que no esta en la capacidad de revertir esta letargía o proceso de destrucción de esta parte del distrito, se ha visto que la calle Misti desde años aprox. desde los años 50, por lo menos, se encontraba en estado de abandono, ahora y gracias al Alcalde Luis Aguirre, si no me equivoco podría competir con las calles destinadas al turismo en Italia, España EE.UU. etc, pero no solo esta calle tiene el distrito sino la calle Muñoz Najar, San Antonio, Puno entre otras y la realida es que el propietario no puede hacer nada para levantar edificaciones ni mucho menos hay un programa o proyecto de que ejecuten zonas comerciales para el turismo, pasar por allí de noche es decidir que a uno lo asalten y lo maten; también hay que ver que en la mayoria de avenidas,y calles estan proliferando la apertura de restaurantes, chinchulerias, talles de reparación de autos «chancalatas», talleres de pintura, y muchos de estos negocios no tienen ningún criterio de estética que lo único que logran es espantar al turista nacional y a gente de otros distritos que quiza quieren otra alternativa al centro histórico, también es de mucha importancia mencionar de como la avenida Progreso la convirtieron, a pesar de que cruza una zona de densa población, en una avenida de alta velocidad, de 6 carrilles y para este objetivo arrancaron los pocos árboles existentes y así se transformo en una vía de la muerte, no cree Sr. Huaco de que estas acciones son propias de gente que no tienen conocimiento alguno de lo que significa desarrollo urbano, aplicación de la arquitectura paisajista y urbanística?….pienso que si hay tantos estudiantes de ingeniería civíl se debería llamar a concuro, por ejemplo para modernizar y hacer atractiva a las avenidas del distrito y porque no a las de Arequipa?, pienso yo que no se necesita un Metroplan sino un REGIONPLAN y que Ud. debería liderar un movimiento político por el bien de la Región y sin apetitos económicos y dando el ejemplo que de llegar al poder regular los sueldos y no hacer de estos el «trampolin para ser millonarios»

  6. Avatar diego dice:

    OSEA LA MAFIA ESTA EN LA MAYORIA DE AUTORIDADES Y YA SE SIENTE CACERES ALCALDE; KO VENDERA TODO AREQUIPA

    http://www.larepublica.pe/08-06-2013/complicidad-de-instituciones-consolida-las-invasiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE