UNA MUESTRA QUE PINCHA. Un must para los que proclaman la inclusión

desde mArte

gabriela germaná

Entornos Reconfigurados, tránsitos de una nueva contemporaneidad, la exposición de artes visuales, curada por Gabriela Germaná, que se acaba de inaugurar en la Galería de Arte del Centro Cultural Peruano Norteamericano, es una cita pendiente para todos los residentes en esta ciudad con ganas de cuestionar el “estado de las cosas” en torno a las políticas de desarrollo en diversas áreas y, en especial, sobre la siempre a flor de lengua “inclusión social”.

Es también un *must, como diría cualquier fashion blogger de los muchos que la rompen en redes sociales, para quienes transitamos por el mundo auto cuestionándonos sobre nuestro rol en esto que llamamos sociedad, y para los que, como en mi caso, nos descubrimos ignorantes respecto a muchos códigos culturales que nuestro prójimo más próximo comparte sin que nosotros los entendamos.

Entornos Reconfigurados motiva una reflexión.  Nuestra burbuja se pincha con mensajes como los que enuncian Primitivo Evanán y la Asociación de  Artistas Populares de Sarhua, en la obra Putería inmmunda que, además del relato plasmado en imágenes, es corroborado por un texto que dice:  “HINOCENTES INDEFENSOS DULCINEAS VÍRGENES MIGRAN A LA CIUDAD LIMA CON LA FALSA ILUSIÓN DE TENER MEJOR FUTURO Y CAEN A LAS MALAS GARRAS DE EMPRESARIOS(AS) DE POCA MONTA Y DE MAL VIVIR QUE SE LUCRAN A COSTA DE PROSTITUCIÓN DE LAS MIGRANTES ALGUNOS FORZADOS POR EL HAMBRE MUCHAS CONTREN ENFERMEDADES INCURABLES Y SON ABANDONADOS A SU SUERTE.  ¡ESTOS NO TIENEN PERDON!”  Esos no tienen perdón, y creo que nosotros, los que de forma consciente advertimos las desigualdades y los malos tratos, y no hacemos nada, tampoco.

El contenido de la muestra, lo dije en la presentación del catálogo, refleja una de las varias virtudes de la curaduría de Germaná: nos invita a dialogar.  Hace que la obra de estos cuatro artistas-artesanos rompan los límites de lo que muchos consideran “el ámbito del arte contemporáneo” para ingresar frescos y directos, sin ninguna pose ni pretensión, a compartir sus códigos en la misma arena que otros artistas peruanos contemporáneos, varios de los cuales ya han empezado a cotizar alto, alto, sin decir mucho, mucho.

En el país de todas las sangres padecemos de una severa miopía, casi ceguera, para reconocer a quienes son distintos a nosotros y pasa lo mismo con ellos, los otros, respecto a nosotros. Y, ¿quiénes somos nosotros?, y, ¿de dónde salen los otros?

Trabalenguas sin fin.  Un largo camino por recorrer todavía si queremos endulzarnos la boca con objetivos de inclusión social.  La muestra curada por Germaná, inaugurada a pocos días de la muerte de Javier Diez Canseco, me recuerda que habito en un país que sigue siendo un territorio de islas a la deriva.

Esta exposición es un must para los fashion directivos, propietarios, gerentes, líderes y afines, de todas esas fashion empresas y organizaciones que tienen dentro de su políticas institucionales el temita ese -fashion- de la “inclusión social”.  Vayan, vean, sientan, piensen y reflexionen. Para desterrar la sospecha de que en la boca del mentiroso la inclusión se hace dudosa.

 

La muestra se puede visitar en la Galería de Arte del CCPNA, Melgar 109, Arequipa.

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE