¿Actor o sinvergüenza?

El regreso Avatar

fujimori en audiencia diarios chichaTodos hemos visto las imágenes del reo Alberto Fujimori Fujimori entrando al juzgado, encorvado, despeinado, sin anteojos, arrastrando los pies, con la mirada perdida y con su tensiómetro en la mano; es decir, todo un guión bien montado y bien aprendido por el procesado que debía enfrentar un nuevo juicio por el desvío de dineros del Estado durante su gestión, para comprar los titulares de los diarios “chicha” y atacar a sus enemigos políticos.

Ese mandamás que decía manejar el gobierno con mano de hierro y que cogobernó de la mano de su socio Vladimiro Montesinos Torres, festinó el dinero de todos los peruanos para armar todo un sistema de comunicación a través de los diarios populares, haciendo que sus dueños y directores reciban una cantidad de dinero diaria para publicar en sus portadas ataques e insultos contra algunos políticos y periodistas que resultaban incómodos.

Pero este juicio ya se realizó contra sus cómplices y todos han reconocido que el acusado Fujimori estaba al tanto del manejo de este dinero y no sólo eso, sino que aprobaba los titulares que su socio Montesinos preparaba diariamente y que enviaba a las redacciones de esos diarios “chicha” que se vendieron al peso al régimen fujimorista. Todos los involucrados están en prisión, sólo falta Fujimori, que recién es procesado en este caso, porque se fugó y porque la justicia chilena, decidió incluir este caso como uno más de los motivos por lo que se le extraditó.

Bueno pies, así las cosas con un panorama oscuro para el acusado, luego del duro revés que significó para él el haberle negado el indulto humanitario, ha decidido junto a su nuevo abogado (no sé de dónde los saca), armar toda una estrategia para causar lástima en la opinión pública, sirviéndose, qué paradoja ¿no?, de algunos medios de comunicación que levantaron la noticia por el lado que Fujimori quería: el de la “pena” y la “tragedia” que está viviendo. Inmediatamente las redes sociales tildaron la imagen como una puesta en escena, como un actor de teatro o de cine que merecía el Óscar.

Pero bien ha dicho el actor arequipeño y estudioso del teatro radicado en los Estados Unidos, Carlos Vargas, que indignado ha escrito en su cuenta de Facebook: “Lo que Fujimori hace no es teatro, ni circo ni astracanada. Basta de metáforas idiotas, hay suficientes verbos para nombrar los hechos sin disfrazarlos de «talento». Lo que este sujeto hace se llama mentir, fingir, engañar. No es ningún gran actor, es un criminal mentiroso y punto”.

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Una respuesta a “¿Actor o sinvergüenza?”

  1. Esta es la columna de Omar Zevallos, sobre el último episodio protagonizado por el ex presidente Fujimori.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE