Monumentos y esperpentos

El regreso Avatar

bustamante y rivero

Tengo la suerte o la mala suerte de vivir frente a uno de los escasos parques que hay en el aún joven distrito de José Luis Bustamante y Rivero, que curiosamente es uno de los más grandes y descuidados por los distintos alcaldes que han pasado por el sillón municipal del distrito y la verdad es que ya no llama la tención, porque la mayoría de alcaldes no tienen claro qué tienen o deben hacer cuando llegar al poder.

Hace unos meses, el actual alcalde de JLBR, Oscar Zúñiga Rosas, decidió convertir el parque de Satélite en la Plaza de Armas del distrito y la verdad que la propuesta tenía coherencia, pues no tenemos una plaza representativa y todos pensamos que eso finalmente redundaría en beneficio del parque, porque sería embellecido, sino en el de los vecinos que por fin podrían gozar de un área verde bien cuidada y decente.

Craso error. Nunca mostraron el proyecto a los vecinos, los reunieron y les dijeron cuál era el plan del alcalde, que se construiría la plaza por etapas y que si querían ver la maqueta, que vayan al municipio a verla. Rara manera de explicar a los vecinos. En fin, las obras empezaron en febrero y dijeron que se culminaría la primera etapa en dos meses, pues deben ser los dos meses más largos de la historia, porque ya llevan siete meses y aun no terminan la primera etapa.

No sabemos el nombre del arquitecto que diseñó esa losa de cemento en que se ha convertido una parte del parque, destrozando las áreas verdes, talando árboles que en su momento denunciamos y colocando unos insulsos arcos de cemento pintados con los colores de la bandera del distrito, en el más huachafo de los gustos.

Pero eso no es lo más grave, al hacer gala del abundante cemento, han dividido el área verde de una manera grotesca, levantando una suerte de balcón y dando la espalda al resto del parque, sin integrarlo en una unidad como debería ser; es decir un mamarracho completo; para no hablar de esa pileta rectangular colocada en medio de la losa de cemento de diseño primarioso.

Lo que pudo ser la oportunidad para hacer una gran obra que esté acorde con las nuevas tendencias de respeto por el medio ambiente y la naturaleza, con un diseño vanguardista que muestre que en Arequipa podemos ser posmodernos, terminó en una obra de pueblo de quinta, en un lamentable homenaje al cemento.

Me olvidaba, en medio de la losa, han colocado un monumento a don José Luis Bustamante y Rivero, que mantienen oculto bajo una tela, no sabemos quién es el autor de esa escultura y cómo está hecha; pero ojalá haya sido encargada a un artista y no a un aficionado de esos que abundan.

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

2 respuestas a “Monumentos y esperpentos”

  1. Avatar alberto dice:

    y que carajos se puede esperar de un egresado de universidades bambas del Perú?… el mismo imbécil que creo la plaza debe ser un ex-agustino, o de la catolica o de alguna otra pocilga disque «universidad»…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE