Ambulante, vendedor sin ley

La Revista J. Segura

ganandose la vida en navidadEn el prólogo de “Historia de la eternidad”, Borges se refiere al movimiento como la “ocupación de sitios distintos en instantes distintos” y a la inmovilidad como la “ocupación de un mismo lugar en distintos puntos del tiempo”; Mary y David, comerciantes ambulantes, quizá
no sepan quién diantres fue Borges, pero practican, mejor que nadie, el movimiento e inmovilidad, a la brasa del sol, porque es el secreto del éxito de un ambulante que no puede complacerse del hedonista afincamiento. “Tienes que circular” dice Mary, que esta vez vende individuales navideños de corrospun. Seis por cinco soles, y de cariño, seis posavasos más….

Lea el artículo completo en la edición impresa o descargue la versión digital:
[purchase_link id=»51572″ style=»text link» color=»» text=»Comprar con Paypal» direct=»true»]

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE