Intromisión

Picotazos

 

Adelantándose incluso a su jefe, Juan Luis Cipriani, quien en inexcusable intromisión aprovechó la misa Te Deum por fiestas patrias para criticar acciones de Estado; el arzobispo de Arequipa, Javier del Río, pidió la destitución de la ministra de Salud, Midori de Habich, por la aprobación del protocolo para el Aborto Terapéutico. Más allá de sus razones, creíbles seguramente para sus fieles, es como si el presidente regional le pidiera al papa que destituya al Obispo de Arequipa, porque no le gustan sus creencias. “No podemos elegir gobernantes sin una correcta visión del ser humano”, dijo. Un poquito de ubicaína, ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE