Oswaldo Reynoso presentó su libro Arequipa: Lámpara incandescente en la FIL de Lima

Cultural

libro-Reynoso-Arequipa-lámpara-incandescente

En el marco de la 19 Feria Internacional del Libro de Lima, el martes 29 de julio se presentó el texto Arequipa Lámpara Incandescente del escritor arequipeño Oswaldo Reynoso bajo el sello independiente Aletheya, en la Sala Blanca Varela.

Reynoso, quien destaca como un referente de la narrativa peruana contemporánea por su libro Los inocentes (1961), publicó también las novelas En Octubre no hay milagros, El escarabajo y el hombre, En busca de Aladino y Los Eunucos inmortales; así como las narraciones breves El goce de la piel y En busca de la sonrisa encontrada. Asimismo ejerció la docencia universitaria durante varios años en distintas ciudades.

Arequipa Lámpara incandescente es una suerte de narraciones breves que dialogan como respuestas elaboradas a partir de una entrevista – entre la realidad real y la realidad ficcional- y que, sin embargo, escapa del tradicional reportaje de corte periodístico por su forma epistolar y el tono conversacional e íntimo que plantea el escritor con un personaje llamado Sergio.

Reynoso refirió que la poética de libro surgió de un proyecto cultural realizado por jóvenes impetuosos de Arequipa, quienes intentaron plasmar la trayectoria del autor de Los inocentes por medio de una formulación de preguntas e inquietudes.

Cabe resaltar las figuras literarias mencionadas a lo largo del texto como la de Alfonso de Silva, Vallejo, Eleodoro Vargas, Aníbal Quijano, Pablo Macera, Washington Delgado, Juan Cristóbal, Mariátegui y entre las contemporáneas, la de Orlando Mazeyra. Asi también los pasajes poéticos referidos a Martín Adán, César Vallejo, William Blake, del Arcipreste de Hita y Kavafis.

Otro aporte interesante es la forma de construcción en la narración de la vida de Reynoso pues se nota las influencias literario – ideológicas en su prosa y el bagaje cultural. Del que está nutrido. Posteriormente se remontan las vivencias propias de su infancia y adolescencia en Arequipa -como espacio cultural- la Universidad Nacional de San Agustín, el barrio de San Lázaro, luego su estadía como profesor en la Universidad de la Cantuta, su viaje a Chile, Tacna, China, los momentos de violencia política y la dialéctica que maneja con el nacimiento de cada novela suya publicada así como inédita.

De otro lado, la sutilidad de nombres como Malte, Segisfredo Luza entre otros son rasgos característicos que apelan a circunstancias desconocidas y poco humanas por los lectores pero que juegan un papel importante en la sociedad limeña de entonces como crítica y formación cultural.

Finalmente, la sección Coda, como la última referencia de pieza musical revela la ironía del autor marcado por el erotismo y la fragilidad de la misma vida como la literatura.

Esto nos hace comprender que si bien Arequipa hace unos años fue un espacio productivo y de voces inconformes ante la expectativa del silencio y la miseria de muchos escritores, también significó un vacío fantasmático en la formación del lector -como la voz de Sergio- un tanto como búsqueda y espera personal, inocente y literaria.

Por ello, la aparición de este libro refleja una mirada autocrítica y esperemos que vaya más allá de una advertencia. En palabras del mismo Reynoso: “Yo no seré como Martín Adán. Resistiré. Nadie me abatirá”.

(Por Giuliana Catari)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE