Juan Cristóbal presenta poemario “Desde una aparente serenidad” en la FIL de Lima

Cultural

poemario-juan-cristóbal

El sábado 2 de agosto, el reconocido poeta Juan Cristóbal anunció su despedida del campo lírico con la presentación de su poemario Desde una aparente serenidad bajo el sello Tribal de Perú Tambo editores, como evento preliminar de las actividades de cierre por la 19 Feria Internacional del Libro de Lima.

Juan Cristóbal, uno de los representantes de La Generación del 60 ha publicado en el ámbito periodístico: Uchuraccay o el rostro de la barbarie y en lo literario: El Osario de los Inocentes, Estación de los desamparados,  Vivir es duro, Poblando los silencios, En los bosques de cervezas azules: Antología 1971-1999, Cuaderno de las desilusiones, entre otros. Además es Premio Nacional de Poesía en 1971 y ganador de los Juegos Florales San Marcos en 1973.

Tras más de 50 años ininterrumpidos de labor poética, el vate peruano presentó su último poemario que describe la redención nostálgica, no de un pasado, sino la de un futuromirado desde lo existencial. Irónicamente el libro contiene un epílogo del vals peruano “Mi última canción” de la cantante Lucha Reyes.

En la mesa de presentación estuvieron Katherine Estrada, editora del sello Tribal; Tulio Mora, poeta e integrante del Movimiento Hora Zero, y el autor.

Estrada refirió que la iniciativa de la publicación se debió a la referencia de su socio José Córdova, quién desde tiempo seguía la producción de Juan Cristóbal y de quien considera uno de los pocos poetas consecuentes con sus convicciones sociales. Asimismo señaló que este libro suma unos de los grandes méritos por el retiro del autor de El osario de los inocentes.

Tulio Mora mencionó que si bien el poeta estuvo ciertamente influenciado por el Surrealismo, su poética denota una supervivencia de la escritura: “No es solo es un libro de poemas, es un diario de nostalgia, de paz y agonía, donde el presente es una ausencia así como el sufrimiento es propio de la sabiduría. Las imágenes de los ebrios, los noctámbulos como seres inteligentes fluyen al interior del texto y reclaman la vida como algunos retornan a ella”.

De otro lado, agregó que el desconcierto y el asombro son elementos que acompañan la escritura del poemario y el libro es parte también de un homenaje al poeta y amigo Juan Ojeda.

Para Juan Cristóbal, este poemario contiene significados importantes por la relación fraternal con los poetas chilenos Jorge Teillier y Rolando Cárdenas, a quienes los considera en la dedicatoria como amigos eternos. Resaltó también el rol de la soledad y la infancia como factores en la construcción de la des-esperanza. “Después de años me he bautizado en los lares del futuro, no con la idea de conversión religiosa, sino en el descubrimiento de lo hondamente espiritual”. Su mirada es aprehender a desprenderse del sistema social en una interrelación de ternura y pensamiento con la naturaleza.

Reafirmó su posición estético-contestataria con la vida a través de esta frase final: “la peor de las locuras es vivir atado a la esperanza o a las estacas de los miedos”.

Sin duda, Desde una aparente serenidad no es una despedida definitiva con la literatura, sino un reencuentro con la celebración del adiós y el inicio de un camino sutil de lucidez y tranquilidad como lo indica el nombre.

(Por Giuliana Catari)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE