Otra de Falconí

Picotazos Avatar

Convertido en el centro del actual proceso electoral, debido a su curiosa condición de congresista renunciante a un cargo irrenunciable y aspirante a presidir el Gobierno Regional, el congresista Marco Falconí ahora es criticado porque todo indica que el personal de su oficina sigue percibiendo su sueldo sin realizar labores dado que él está de licencia y no acude al Congreso desde abril. Considerando que el congresista tiene a 5 personas trabajando en su despacho, ello habría ocasionaría un gasto total superior a los 200 mil soles, inútilmente. ¿Y qué hacen estos trabajadores?, preguntamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE